¿Qué es el vasoespasmo de pezón? ¿Hay algo que yo pueda hacer?

Nov 7, 2018

Durante la lactancia materna los vasos sanguíneos en el pezón pueden contraerse o producir espasmos. A esto se le llama “vasoespasmo de pezón”. En muchos casos puede ser muy doloroso. Lee aquí lo que necesitas hacer.

¿Qué es el vasoespasmo de pezón?

Cuando nuestros vasos sanguíneos se contraen o se hacen más pequeños en diámetro, es llamado “vasoespasmo”. El vasoespasmo puede ocurrir con la exposición de frío o estrés emocional, pero en algunas personas, puede ser muy severo y causar dolor. Durante la lactancia materna, los vasos sanguíneos en el pezón pueden contraerse o tener espasmos. A esto se le llama “vasoespasmo de pezón”.

¿Cómo puedo saber si tengo vasoespasmo de pezón?

Por el dolor en los senos y en los pezones

El vasoespasmo de pezón puede causar dolores leves o severos en el pezón durante o entre las tomas. El dolor puede ser una picazón leve, una sensación de ardor, entumecimiento profundo o un dolor punzante. El dolor puede durar desde unos segundos hasta horas. Puede que este empeore cuando tus pezones están expuestos al frío, cuando sales de un baño caliente o si estás afuera con un clima frío, por ejemplo.

Tus pezones cambian de color

Tus pezones pueden cambiar a color blanco (también conocido como blanqueado de pezón) después de la toma. incluso pueden cambiar a un azul, violeta o rojo oscuro. Estos cambios de colores son signos de vasoespasmo en el pezón e indican que tus vasos sanguíneos están contrayéndose.

Compresión en el pezón

Si tu pezón está comprimido, puede que tenga una forma diferente después de alimentar a tu bebé. Tu pezón puede verse arrugado, doblado o más puntiagudo en general o en algún lado del pezón. La sangre que fluye hacia el pezón puede causar una sensación de ardor, un dolor pulsátil o punzante. La compresión del pezón puede ser causada por un agarre poco profundo o que el bebé está presionando en el pezón para una fluidez de leche de suave a rápido, es una causa común del vasoespasmo en el pezón.

¿Qué causa el vasoespasmo de pezón?

  • Compresión del pezón por un acople poco profundo.
  • Mal acople y mordidas.
  • Pezones agrietados u otros traumas y daños.
  • Exposición a temperaturas frías.
  • Periodo de severos estreses emocionales.
  • Fumar cigarrillos o humo de segunda mano.
  • Migrañas.
  • Condiciones médicas como Lupus, Artritis Reumatoide e Hipotiroidismo.
  • Ciertos medicamentos para el tratamiento de Candidiasis oral, como Fluconazol o Diflucan y la píldora anticonceptiva.

Es importante notar que el vasoespasmo de pezón a veces puede sentirse como una infección de candidiasis en el pezón o del seno. Si estás prescrita con Fluconazol/Diflucan para la candidiasis, pero tu real problema es el vasoespasmo de pezón, este tratamiento puede agravar tu vasoespasmo.

¿Qué puedo hacer para evitar y tratar el vasoespasmo en el pezón?

  • Asegúrate de que tu bebé esté correctamente acoplado y que no sientas dolor mientras lo amamantas. No dudes en preguntar a tu médico, matrona o especialista en lactancia por ayuda para obtener una buena posición y un buen agarre. Esto es fundamentalmente importante para una buena lactancia materna para ti y para tu bebé.
  • La calidez es muy importante. Alimenta al bebé en una habitación cálida y asegúrate de mantenerte temperada y de proteger tus pezones por cambios repentinos en la temperatura en cualquier momento.
  • Para un alivio inmediato del vasoespasmo en el pezón, utiliza una compresa caliente. Puedes usar la palma de tu mano para crear una calidez suave o elegir una compresa natural y secar a temperatura ambiente.
  • Algunos ejercicios aeróbicos pueden ser útiles, ya que aumentan el flujo de sangre y su circulación. Trata de mantenerse lo más activo posible para su buena salud general.
  • Evita fumar cigarrillos y el humo de segunda mano.
  • Limita o deja fuera la cafeína.

Si el vasoespasmo en el pezón continua, a pesar de tomar todos estos pasos prácticos, es importante buscar ayuda de tu profesional de salud tan pronto sea posible. Esto es para que puedan investigar y descartar o tratar cualquier condición potencial subyacente, como la enfermedad de Raynaud o la candidiasis. Si cualquiera de estas sigue causando el vasoespasmo de tu pezón, será requerido un tratamiento especializado y tu médico podrá ayudarte y asesorarte.

Shares
Share This