¿Cómo se utiliza un sacaleche manual?

Abr 9, 2019

Al iniciar la etapa de la lactancia materna puedes tener muchas dudas sobre el sacaleche manual. Es probable que hayas notado que para muchas madres es un elemento común, mientras que para ti es sinónimo de incertidumbre. Conoce qué es, cómo usarlo, paso a paso, y unos tips prácticos para aprovecharlo al máximo.

¿Qué es un sacaleche manual?

El sacaleche manual es un aparato que te ayuda a continuar con la lactancia materna exclusiva para tu guagua, facilitando la extracción de la leche de tus pechos. Este aparato, consta de una copa, una válvula o bomba mecánica de acción manual, una manilla o manija y una botella o recolector de leche que se acoplan entre sí, para convertirlo en un elemento compacto y fácil de maniobrar.

Pero, ¿por qué usar un sacaleche manual? Porque este permite, al igual que el sacaleche eléctrico, extraer de una manera más sencilla y rápida la leche de tus pechos, para mantenerla conservada y suministrarla a tu bebé cuando este no pueda alimentarse directamente de tu pecho.

Recuerda que es muy importante mantener una lactancia materna exclusiva para tu guagua, o en otras palabras, nutrirlo únicamente con leche materna por lo menos hasta los 6 meses. De allí en adelante, lo ideal sería prolongar la lactancia junto con alimentos complementarios hasta los 2 años como mínimo.

La leche materna es el mejor alimento que tu bebé puede recibir, ya que contiene  todos los nutrientes que este necesita, además de propiedades que lo protegen de infecciones, virus y complicaciones digestivas o gastrointestinales; sin contar los múltiples beneficios que tiene para tu cuerpo y salud el lactar.

Esto quiere decir que, aunque tengas dificultades para amamantar a tu guagua directamente de tu pecho, lo importante es que la lactancia materna no se interrumpa. Por esta razón, el sacaleche manual es un aliado ideal para madres primerizas que empiezan a familiarizarse con este proceso.

Pasos para utilizar tu sacaleche manual

Entonces, ¿cómo usarlo? Lo primero que debes hacer es elegir un sacaleche manual con diseño ergonómico, elaborado con materiales libres de tóxicos y que tenga la posibilidad de ajustarse a diferentes tamaños de copa, pues de esto depende la extracción de leche efectiva y segura.

Una vez que selecciones el sacaleche manual de tu preferencia, podrás ver el manual y las instrucciones de uso que generalmente el productor registra. Sin embargo, a modo general los diferentes modelos de este tipo de sacaleche se utilizan así:

  1. Antes de acoplar las partes, hierve las piezas por unos minutos o higienízalas en el esterilizador a vapor
  2. Revisa que los componentes del sacaleche estén bien acoplados y ensamblados, de acuerdo a las instrucciones
  3. Ubica la copa que corresponde al tamaño de tu pecho, cuidando que quede centrada sobre este, para evitar molestias o dolores por mal agarre
  4. Acciona la palanca para hacer succión
  5. Una vez lleno el recolector, o al terminar la sesión de extracción, enrosca la mamadera (la mayoría de recolectores tienen mamaderas con tapa rosa para acoplar), si es que vas a suministrar en seguida la leche a tu bebé; o coloca la tapa rosa y llévalo al congelador para que se conserve la leche
  6. Desmonta las piezas del sacaleche manual y lávalo con agua y jabón de lavavajillas

Ten en cuenta que algunos modelos modernos de sacaleche poseen almohadillas masajeadoras que se acoplan en la copa, los cuales cumplen la función de estimular el pecho para una mejor producción de leche.

Tips para una mejor extracción de leche con un sacaleche manual

Ahora, además de los pasos básicos para empezar a usar tu sacaleche manual, puedes convertirte en una experta con estos tips prácticos y así aprovecharlo al máximo:

  1. Inicia la extracción siempre a una intensidad mínima y con intervalos cortos, para estimular la producción de leche. Esto lo logras haciendo una apertura de palanca baja y presionando lentamente
  2. Cuando la leche ya comience a bajar, incrementa la extracción y ejecutala con más fuerza
  3. Elige un sacaleche manual con almohadillas masajeadoras para descongestionar los pechos, deshacer posibles grumos y evitar las obstrucciones generadas por la acumulación de leche. De esta manera, optimizarás la producción de leche
  4. No olvides lavar muy bien tus manos, uñas y los espacios entre los dedos, antes de iniciar la succión
  5. Ponte en una posición cómoda y crea un ambiente relajado en el momento de la extracción
  6. Masajea tus pechos, uno a la vez, con movimientos circulares alrededor del pezón
  7. Siempre debes vaciar la leche de los dos pechos en cada sesión. Recuerda que al extraer la leche de un pecho, por reflejo, el otro estará mejor preparado para la extracción. Además, si no tomas esto en cuenta, puedes sufrir congestión o baja producción en el pecho no estimulado

Ahora, si eres primeriza puede que al comienzo no logres producir la cantidad de leche esperada, sin embargo, a medida que vayas extrayendo la leche de tus pechos, se irá haciendo más fácil y efectiva la recolección.

De todos modos, ten presente que el sacaleche manual sigue siendo una gran opción cuando no puedes amamantar a tu guagua por motivos de distancia, dolencias en el pecho o patologías de tu guagua que le impidan generar una succión mecánica correcta con su boca y lengua.

Shares
Share This