Todo lo que debes saber sobre la leche de fórmula

Nov 4, 2020

La leche de fórmula es una alternativa a la lactancia materna que, aunque no hay nada más conveniente ni beneficioso que amamantar, se posiciona como una opción segura y completa. ¿Estás pensando en dejar la lactancia? Aquí encontrarás información sobre este alimento tan recurrente.

Una alimentación adecuada del bebé es de vital importancia para apoyar y favorecer su desarrollo. La OMS recomienda que el lactante se alimente exclusivamente con leche materna hasta los 6 meses, y a partir de entonces se agreguen alimentos complementarios, continuando con la lactancia materna hasta al menos los 2 años de edad.

Con una nutrición óptima los primeros 2 años de vida, el niño reduce la morbilidad y mortalidad, así como el riesgo de enfermedades crónicas. De ahí la importancia de elegir bien el método, calidad y frecuencia de alimentación de los pequeños.

Hay veces en que la lactancia materna no es posible, ya sea por opción voluntaria o por algún tipo de incapacidad. En estos casos, la lactancia artificial es una alternativa con múltiples beneficios. 

Sustituto de la leche materna

La leche materna es la mejor opción nutricional para los bebés, y eso no se puede discutir. Sin embargo, en muchas ocasiones la lactancia materna exclusiva no es posible, debido a enfermedades maternas o del bebé, o porque la madre así lo decide. 

Aparte de sustituir completamente la lactancia materna, la leche de fórmula puede usarse para una alimentación mixta: en ciertas ocasiones se amamanta u ofrece leche materna, y en otras, cuando la mamá es incapaz de amamantar o extraerse leche, se le ofrece leche en fórmula.

Algunas circunstancias que hacen necesario buscar otras alternativas de alimentación para suplir la lactancia materna pueden ser:

Para estos casos, las leches de fórmula son una gran alternativa. Sin embargo, es normal sentir inseguridades debido a no saber bien de qué está compuesta o a simplemente entender que nunca va a ser igual a la leche materna.

Componentes de la leche en fórmula

Esta leche artificial es derivada de leche de vaca modificada con el fin de asemejarse a la leche materna y adaptarla para la digestibilidad y tolerancia del recién nacido. Definitivamente es la mejor opción cuando es necesario sustituir la lactancia materna.

Para crear la leche en fórmula, la leche de vaca se somete a un procedimiento específico para que sea apta para bebés.

En comparación con la leche materna, la de fórmula también proporciona energía, hidratación y nutrientes. Sin embargo, es imposible que sean iguales: la leche materna es el alimento perfecto para los bebés, y es muy compleja, imposible de igualar artificialmente.

Por lo tanto, debes tener claro que la leche en polvo para bebés no ofrece los mismos beneficios para la salud que sí aporta la leche materna.

Los componentes de la leche de fórmula varían entre las distintas marcas. Habitualmente, la leche de fórmula se elabora con leche de vaca desnatada y procesada

Además, puede contener los siguientes ingredientes:

  • Lactosa.
  • Azúcares.
  • Aceites vegetales.
  • Ácidos grasos.
  • Vitaminas y minerales de origen vegetal y animal.
  • Enzimas y aminoácidos.
  • Probióticos.

Ventajas de alimentar con leche de fórmula

Alimentar al bebé con leche en fórmula no es igual de beneficioso que la leche materna en el aspecto de la nutrición, sin embargo, tiene ciertos beneficios para la madre y el bebé en comparación con la lactancia materna. Algunos de estos son:

  • La madre no tiene que estar necesariamente presente en las tomas, por lo que puede realizar esta acción otra persona, como el padre. Esto conlleva a mayor inclusividad de otros cuidadores y a mayor independencia de la madre y le permite trabajar o realizar otras actividades.
  • Se evitan ciertas molestias que sienten algunas madres a la hora de amamantar. En algunos casos, las mujeres sufren al amamantar por heridas y sangramiento de los pezones, lo que les impide continuar con la lactancia materna.
  • No se necesita adaptar o cambiar la dieta alimenticia de la madre pues los nutrientes que ella adquiere no se transmiten a su bebé si no amamanta.
  • Algunas leches de fórmula actuales incorporan bacterias vivas (probióticos), las cuales favorecen el crecimiento de bacterias benéficas en el intestino del bebé, mejoran la digestión y previenen enfermedades gastrointestinales.

Desventajas de la alimentación artificial

Algunos inconvenientes de alimentar a un bebé con leche de fórmula pueden ser los siguientes:

  • Menor aporte de nutrientes y anticuerpos. Como mencionamos anteriormente, la leche de sustitución carece de nutrientes que sí contiene la leche materna. En consecuencia, un bebé alimentado con leche de fórmula está más expuesto a infecciones y enfermedades. 
  • Por lo general, los bebés alimentados con leche artificial presentan gases y estreñimiento con mayor frecuencia. Las deposiciones de estos bebés suelen ser más duras.
  • Si una mujer que acaba de ser madre no amamanta, puede sufrir de congestión mamaria y tiene mayor posibilidad de sufrir enfermedades como cáncer de mama, útero y ovarios.
  • Los bebés amamantados tienen menor riesgo de ser obesos y de padecer diabetes. Además, algunos estudios han demostrado que dar pecho mejora las probabilidades de que el bebé sea bueno en los estudios y tenga un buen comportamiento.
  • La lactancia materna es más económica que la lactancia de fórmula, debido a que para amamantar ¡no necesitas comprar nada! Además, ahorras tiempo, ya que no tienes que preocuparte de lavar, hervir agua ni preparar mamaderas. La leche materna está siempre disponible, lista y a temperatura adecuada.

Finalmente, no hay nada igualable a la leche materna. Sin embargo, si no quieres o puedes amamantar, no te sientas culpable. Debes estar tranquila de que la leche de fórmula es una muy buena opción, segura y nutritiva para tu bebé.

Shares
Share This