Tips para que tu bebé duerma de manera segura

Jul 8, 2020

Los primeros meses de vida, los bebés duermen cerca de 16 horas al día. Lamentablemente, hay ciertas enfermedades o accidentes que pueden suceder mientras el bebé duerme, como el famoso síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). En este artículo te damos algunos consejos para disminuir los riesgos y darle a tu bebé un sueño seguro. 

¿Cuántas mantas necesita un bebé? ¿Puede dormir con almohada? ¿Es mejor boca arriba o de lado? Estas y muchas preguntas más pueden surgirle a padres primerizos que buscan que su hijo duerma de la manera más segura posible. Y es que los primeros meses el bebé se pasará durmiendo la mayor parte del día, por lo que es importante saber evitar complicaciones relacionadas al sueño.

Afortunadamente, expertos han indicado que siguiendo algunas recomendaciones se puede ayudar a disminuir los riesgos de SMSL y asfixia mientras el bebé duerme

Aspectos generales sobre el sueño del bebé

Un recién nacido duerme alrededor de 16 horas al día, en períodos de 3-4 horas cada uno. Cuando despierta, lo hace para alimentarse y no permanece despierto mucho más de dos horas. Con el tiempo, el bebé va estableciendo una rutina de sueño más estable y empieza a durar más tiempo despierto durante el día y más tiempo durmiendo durante la noche.

El sueño en la vida de un bebé es un aspecto fundamental y que afecta a toda la casa. Su buen dormir puede facilitar mucho la labor de los padres, ya que cuando él duerme bien, todos duermen bien. Además, un descanso profundo genera un mejor ánimo y menor irritabilidad del bebé cuando está despierto. 

Sin embargo, estas no son las únicas preocupaciones respecto al sueño que existen durante la vida de un infante. Lamentablemente, no son pocas las muertes infantiles relacionadas con el tema: asfixia, estrangulamiento y síndrome de la muerte súbita del lactante (SMSL), también llamada “muerte de cuna”, dentro de las más comunes. La muerte súbita es aquella que no tiene una explicación clara ni específica de bebés de menos de 1 año de edad, que ocurre cuando están durmiendo.

Es por esto que asegurar un sueño seguro es más importante que la decoración de su habitación. El sueño seguro se refiere a que el bebé duerma de manera protegida ante posibles peligros.

Para que un bebé duerma de manera segura

Hay algunas recomendaciones de seguridad indicada por expertos que se deben tener en cuenta al adquirir los productos relacionados a la habitación del bebé y a aspectos prácticos a la hora de acostarlo:

  • Compartir habitación con los padres durante los primeros seis meses en una superficie separada: la primera recomendación es que la cuna para bebés pequeños se instale en la misma pieza donde duermen los cuidadores. Esto debe durar por lo menos hasta los 6 meses, pero idealmente durante todo su primer año de vida. El bebé debe dormir solo en la minicuna (nunca compartir con otro bebé o con una mascota).

 

  • Deben dormir en una cuna o moisés, nunca en un sofá, sillón o superficie blanda. El colchón debe ser firme y ajustado a la cuna, que el bebé no se hunda en él. Se recomienda que haya baranda para evitar que el bebé se caiga y se accidente. Entre los postes de la cuna no debe poder caber la cabeza del bebé.

 

  • Juego de sábanas y mantas: no se recomienda tener ningún tipo de manta en la cuna, por la seguridad del bebé. Las sábanas deben ser de algodón o sintéticas, evita las de franela o de algún material que suelte pelusas. La sábana de arriba debe estar bien metida por debajo del colchón para evitar que el bebé se envuelva con ella. Usa protector de colchón y comprueba que estén bien estirados.

 

  • Nada de almohadas y peluches: evita que haya cualquier accesorio y ropa de dormir extra en la cuna del bebé. Al contrario de algunos adultos, el bebé no necesita almohada para dormir cómodamente, ya que su cabeza es más grande que su cuerpo. Además, aumenta las posibilidades de asfixia, por lo que se debe usar almohada después de los dos años de edad.

 

  • Pijamas: los más cómodos y seguros son los de cuerpo entero (enterito). Es mejor abrigarlo con más capas de ropa que usar mantas o cobertores.

 

  • Boca arriba: los expertos de todo el mundo recomiendan acostar al bebé siempre boca arriba hasta el año de edad mínimo. Esta es una recomendación clave para evitar el SMSL. Cuando el bebé ya empieza a voltearse solo de la espalda al estómago (y viceversa), se le puede permitir asumir la posición que quiera, pero siempre debe ser acostado boca arriba. Muchos padres tienen la preocupación de que al dormir boca arriba sufran un atragantamiento, pero la anatomía de sus vías y su reflejo evita que esto suceda.

 

  • Se recomienda también la lactancia como protección adicional contra el SMSL y que el bebé reciba todas las vacunas indicadas para su edad.

Muerte súbita

La gran mayoría de los casos de muerte súbita ocurren antes de los 6 meses de vida. Sin embargo, este suceso puede ocurrir en cualquier momento durante el primer año, incluso hasta los 2 años. El término incluye todas las muertes inesperadas con o sin explicación, inclusive la asfixia, estrangulación, quedarse atrapado, SMSL, entre otros.

Cerca de la mitad de los casos de muerte súbita e inesperada, son por el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Una de las maneras más eficaces de reducir el riesgo del SMSL es poner al bebé a dormir boca arriba, tanto para las siestas como por la noche.

Además de las recomendaciones a la hora de acostar al bebé, hay algunos tips que pueden seguir las madres antes y después del parto:

  • No fumar durante el embarazo ni después del nacimiento.
  • No consumir alcohol ni drogas ilícitas en ambas etapas.
  • No compartir la cama con el bebé, especialmente si fumas o has ingerido drogas.
  • Programa y anda a todas las visitas de control de salud del bebé.
  • Aumenta los momentos piel con piel poniendo al bebé en tu estómago boca abajo si está despierto o si está bajo tu supervisión. Esto ayuda al desarrollo motor del bebé y a disminuir la cabeza plana.

Shares
Share This