Tengo periodos menstruales irregulares: ¿afecta a mi fertilidad?

May 29, 2020

Muchas mujeres sienten que tienen un ciclo menstrual irregular ya que su menstruación llega en días inesperados, o más seguido de lo común. Esto puede generar dificultades a la hora de querer planear un embarazo pues se hace difícil identificar qué día sucede la ovulación, sin embargo no significa necesariamente que seas estéril.

El ciclo menstrual regular suele tener una periodicidad de entre 21 y 35 días, y la duración del sangrado suele ser de entre 3 y 7 días. Hay distintas alteraciones que varían de acuerdo a la periodicidad o flujo durante un ciclo. Las más comunes son:

  • Amenorrea: ausencia de la menstruación.
  • Hipermenorrea: duración del ciclo y menstruación normal pero con sangrado excesivo en cuanto a cantidad.
  • Hipomenorrea: duración del ciclo normal pero con sangrado de muy poca cantidad y quizás menos días de menstruación.
  • Opsomenorrea: flujo menstrual infrecuente (ciclo de más de 35 días)
  • Polimenorrea: flujo menstrual frecuente (ciclo de menos de 21 días)
  • Oligomenorrea: pocos días de menstruación.

¿Cuándo es un ciclo irregular?

Como vimos, hay distintos tipos de períodos menstruales irregulares. En general, se les dice período irregular a aquellos que duran menos de 21 días o más de 35. Ser irregular es muy común entre las mujeres, ya que solo un 15% tiene un periodo cada 28 días (duración “ideal”).

Tener alguna variabilidad en la duración de tu ciclo es normal, pues hay ciertos factores circunstanciales que pueden hacer que un mes tengas una alteración en tu ciclo. Sin embargo, ser irregular tiene que ver cuando esta alteración es constante durante al menos 6 meses. En este caso se recomienda acudir a un experto.

La irregularidad también es normal durante la menarquia (las primeras menstruaciones) y cuando están llegando a su fin (premenopausia). Otro factor puede ser el embarazo, tener irregularidades posparto, y cuando se detiene o comienza un método anticonceptivo hormonal.

Causas y qué puedo hacer para regularlo

Los ciclos irregulares pueden ser causados por comportamientos, estilos de vida, ambiente, afecciones médicas hormonales o relacionadas al tracto reproductivo estructural.

La principal causa de los retrasos en la regla suele ser el embarazo. Una vez descartada esta opción, existen varias razones que pueden provocar un ciclo irregular en general:

  • Estrés: pasar por una época complicada puede llevar a tu cuerpo a inestabilizarse y una de esas expresiones puede ser un período irregular.
  • Trastornos alimenticios: si estás por encima o por debajo de tu Índice de Masa Corporal (IMC) puede que tu cuerpo sufra cambios hormonales que provoquen una alteración en la menstruación.
  • Diabetes: esta enfermedad puede afectar la salud reproductiva de las mujeres.
  • Síndrome de Ovarios Poliquísticos: un trastorno hormonal caracterizado por un exceso de andrógenos que puede provocar amenorrea u oligomenorrea. 
  • Trastornos de sueño: los ciclos de sueño pueden alterar tus ciclos menstruales, por ejemplo, tener un turno nocturno de trabajo o un viaje de avión de larga distancia que produzca Jet lag

 

Como mencionamos, ciertas etapas de la vida también pueden producir cambios en tus ciclos:

  • Menarquía: los 2 a 3 primeros años con menstruación pueden ser poco constantes.
  • Premenopausia: cuando los ciclos están llegando a su fin.
  • Embarazo y posparto: obviamente durante el embarazo no hay menstruación. Después del parto el cuerpo empieza a prepararse para comenzar con los ciclos menstruales los que pueden ser irregulares los primeros meses.

 

Hay algunas maneras naturales que pueden ayudar a regularizar tu ciclo:

  • Infusiones de hierba: salvadoras para esto y muchas otras cosas más. Además pueden aliviar el dolor menstrual.
  • Omega 3: puedes encontrarlo en pescado y frutos secos, entre otros alimentos. Favorecen una correcta circulación de la sangre.
  • Fitoterapia: tratamiento en base a plantas beneficiosas. 
  • Consumo de vegetales: estos alimentos aportan flavonoides, lo que favorece la producción de estrógenos y ayudan al cuerpo a estabilizarse. 
  • Mantener un peso corporal saludable.

Planificación de embarazo e infertilidad en períodos irregulares

Los ciclos que son continuamente irregulares pueden tener efectos negativos en la salud, como afecciones de salud graves con síntomas angustiantes. Algunos de estos pueden estar relacionados con la salud cardiovascular, el metabolismo y la fertilidad. Esto no significa que por tener un ciclo irregular sí o sí seas estéril. Se recomienda consultar con un médico.

Una complicación principal de las mujeres con reglas irregulares surgen a la hora de intentar quedarse embarazada, pues detectar los días fértiles supone una dificultad mayor. Sin embargo, sí se puede estudiar el patrón menstrual de la mujer para realizar una predicción de qué día es más probable que ocurra la ovulación.

Se puede relacionar una regla irregular con la infertilidad debido a que muchas veces hay una causa mayor que une a ambas condiciones, por ejemplo:

  • Alteración de la cavidad uterina: pólipos, miomas o tabiques uterinos que impiden que el óvulo pueda evolucionar correctamente. En estos casos, la regla suele ser abundante.
  • Problemas hormonales: impiden que se produzca la ovulación. Un ejemplo son los ovarios poliquísticos. En este caso, las reglas suelen ser cada más de 35 días.
  • Falta de progesterona: produce que no se implante correctamente el embrión. En estos casos los ciclos suelen ser más cortos.

Pero en general, no es que la mujer con períodos menstruales sea menos fértil, si no que tiene mayor dificultad en calcular sus días fértiles y así aumentar las posibilidades de concebir. Para tener posibilidades de embarazo, las relaciones sexuales deben ocurrir en los días previos y durante el día de la ovulación.

Para detectar la ovulación en períodos menstruales irregulares se pueden realizar los siguientes procedimientos:

  • Test de ovulación: puedes encontrarlos en una farmacia. Funcionan midiendo los niveles de la hormona que se segrega durante la ovulación a través de la orina. Cuando el nivel de concentración es más alto, indicaría que se está produciendo la ovulación.
  • Test de ovulación de estrógenos: se realiza para determinar el nivel de estrógenos de una mujer a través de su flujo vaginal. Detecta la ovulación tres o cuatro días antes de producirse. También se puede encontrar en farmacias.
  • Medición de la temperatura basal: esta temperatura es aquella que tiene nuestro cuerpo al levantarnos por la mañana. Durante el día de ovulación es ligeramente más alta. Para un mejor control se debe tomar todos los días antes de levantarnos de la cama.
  • Malestar físico: para aquellas con sensaciones más agudas puede servir estar atentas a cierto malestar o sensación de pinchazo en la zona del vientre bajo. No todas las mujeres tienen este síntoma.
  • Control del moco cervical: observar la cantidad y textura del flujo vaginal puede indicar el momento del ciclo. Al comenzar los días fértiles es más abundante y elástico.
  • Monitor de fertilidad: existen unas pequeñas máquinas que realizan el trabajo por ti y a través de varios factores van midiendo tu fertilidad día a día.
Shares
Share This