Cómo sacar leche materna: técnicas y ambiente ideal

Mar 5, 2019

¿Andas enredada con el tema de la extracción de la leche materna para tu bebé? Es natural, a ninguna, o por lo menos a muy pocas, nos explican este tema de la lactancia y las técnicas para saber cómo sacar leche materna de forma efectiva.

Y si en tú caso eres primeriza la situación se complica. Suele pasar que en los cursos prenatales y profilácticos el enfoque va más hacia el trabajo del parto, dejando quizás muchos vacíos en el conocimiento sobre las técnicas para la lactancia y las posibles complicaciones.

De hecho, muchos de los conocimientos se van adquiriendo sobre la marcha, precisamente cuando se presentan tropiezos. Entonces te preguntarás, ¿Cómo  extraer la leche materna para mi bebé?

Contestamos a tu pregunta… ¿Cómo sacar leche materna?

Bien, partamos del punto en el que aclaramos para qué podrías necesitar sacar la leche materna. Pues bien, las razones son muchas, pero principalmente, mantener la lactancia en tu bebé, siendo la leche materna la  fuente exclusiva de los nutrientes que todo bebé necesita.

La lactancia debería ser el alimento exclusivo para tu bebé por lo menos hasta los 6 meses de edad. Y según los expertos, la leche materna es el alimento complementario recomendado para nuestros guaguas hasta los 2 años.

De aquí la importancia y la necesidad de mantener una buena reserva de leche para tú bebé, aun cuando por diferentes razones no pueda tomarla directamente de tu pecho. También está el caso en el que necesitas descongestionar los pechos por una sobre producción de leche, o que necesitas aumentar la cantidad de leche, estimulando el pecho con la extracción.

Son muchas las situaciones por las que terminas necesitando sacar leche de tu pecho. Por fortuna, en nuestro tiempo existen múltiples elementos y fuentes de información sobre lo que puedes hacer para extraer efectivamente la cantidad de leche que necesita tu bebé.

Técnicas más eficaces en la extracción de leche materna

Dentro de las técnicas para la extracción efectiva de leche encuentras principalmente la manual y la mecánica con la ayuda de un sacaleches. Aquí te contamos lo que debes hacer en cada una para lograr con éxito la obtención de la leche para tu bebé:

Técnica manual para sacar leche

  1. Posiciona una mano debajo de la areola, colocando el pulgar en la parte superior y los demás en la parte inferior.
  2. Fíjate que los dedos queden a un poco más de 2 cm de la base del pezón y que tanto el pulgar como los cuatro dedos ubicados en la parte inferior tomen el pecho a la misma distancia.
  3. Haz presión con los dedos (sin fricción). En caso de usar una sola mano, fíjate que el pecho quede comprimido entre el pulgar y los otros dedos.
  4. La presión debe hacerse hacia la parte torácica para luego comprimir el pezón sin deslizar los dedos, ya que esto genera ampollas, laceraciones y quemaduras como efecto de la fricción.
  5. Libera el pecho de la presión y repite en un ritmo constante y cómodo para ti.  

Ten en cuenta que la manera más efectiva para extraer la leche es en la que te sientas más cómoda, por lo que sobre la práctica podrías descubrir naturalmente la mejor postura para hacerlo.

Técnica con extractor o mecánica

Esta es de las más recomendadas para madres primerizas o que están pasando los primeros días del postparto, ya que en estos la densidad del calostro (primera muestra de leche después del parto) puede dificultar la extracción.

Además, recuerda que el pecho se va estimulando o entrenando con el paso del tiempo, por lo que resulta muy ventajoso hacerlo inicialmente con el uso del sacaleches. Sin embargo, la utilidad y comodidad que te puede ofrecer un sacaleches va ligado al modelo y tipo que elijas.

Deja que te expliquemos, en el mercado encuentras sacaleches manual y eléctrico, de una copa para la extracción de un pecho a la vez, o sacaleches dobles para la extracción simultánea de los dos pechos.

Antes de elegir el mejor para ti, considera lo siguiente:

  • Frecuencia de uso.
  • Las funciones que necesitas (masajes, estimulación, descongestión, memoria de programa de ritmo e intensidad de la succión, etc.).
  • Si requieres de un diseño discreto y fácil de llevar o si esto no es relevante porque necesitas cualquiera que puedas tener en casa.

Ahora, asegúrate que sea cual sea el que elijas, cuente con:

  • Compatibilidad del aparato con copas de diferentes tamaños.
  • Diseño ergonómico.
  • Composición libre de tóxicos.
  • Compatibles con bolsas recolectoras y botellas para mamaderas.
  • Facilidad de limpieza.

Muchos modelos manuales y eléctricos tienen copas y niveles de succión graduables para que obtengas las funciones de estimulación, masajes y extracción en un mismo aparato.

Ahora, ten en cuenta que los sacaleches eléctricos son los que te ofrecen mayor velocidad y efectividad, sin embargo, su costo podría ser innecesario si no requieres de un uso frecuente.

Una vez elijas el tipo y modelo de sacaleches que más se ajuste a tus necesidades de extracción y presupuesto, podrás dedicarte a “ordeñar” cómoda y efectivamente.

Porque el ambiente también cuenta ¡Aprende a recrear el mejor!

El ambiente y entorno cuenta… ¡Es verdad! Probablemente ya lo habías escuchado pero con algo de incredulidad. Pues bien, ahora sabes que esto si funciona, y ¿sabes qué es lo mejor? Aquí te contamos cómo debe ser:

  • Pon música relajante, la que más te guste.
  • Ver algo del bebé o escucharlo ayudará a bajar la leche.
  • Procura que el espacio huela a tu bebé, o huele una prenda o elemento que tenga su aroma.

Todo lo anterior además de distraer tu atención y relajarte, ayuda a que la oxitocina (hormona estimulante de la producción de leche) y la eyección láctea se estimulen.

Recomendaciones generales para la extracción de leche

Finalmente, sea cual sea el método que elijas para la extracción de la leche, debes tener en cuenta unas recomendaciones generales para que tanto la recolección como el almacenamiento sean seguros e higiénicos por la salud de tu bebé:

  • Lava muy bien tus manos antes de cada extracción.
  • Masajea tus pechos antes de cada sesión.
  • Extrae la leche de ambos pechos, puede ser de forma simultánea con un extractor doble, o alternando entre cada pecho con extractor simple o manualmente.
  • Almacena la leche en bolsas para leche materna o botellas para leche con tapa y cierre hermético (muchas son compatibles con mamaderas).
  • Procura que la extracción sea por unos 8 a 10 minutos en cada pecho y repítela varias veces al día. Hacer corta cada sesión y repertirla cada 2 horas hará más efectiva la bajada de leche.
  • Aprovecha el reflejo de eyección que se produce mientras tu bebé toma pecho, usando el extractor en el otro pecho que no está tomando. También funciona cuando usas el extractor doble.

Ahora solo queda que pongas en práctica todos estos consejos, técnicas y que elijas lo que mejor te funcione. Con lo que te sientas más cómoda y logres obtener la leche necesaria para tu bebé, podrás sentirte tranquila. No olvides que una lactancia sin dolor y efectiva representan salud tanto para tu guagua como para ti.

Shares
Share This