Retomar la vida sexual después del parto

Sep 14, 2020

Durante el periodo posparto el cuerpo de la mujer se encuentra en proceso de cambio y recuperación, por lo que para muchas mujeres la sexualidad pasa a un segundo plano. Esta adaptación fisiológica se suma a la nueva rutina como madre, que incluye mucho cansancio y nuevas prioridades. Ante esto, retomar la vida sexual puede ser todo un desafío.

Reanudar la actividad sexual después del parto es un tema que se susurra por los pasillos entre padres y madres, ya que las parejas deben afrontar esta transición en la que el cuerpo de la mujer está cambiando y un nuevo bebé consume la mayoría de su tiempo

La mujer debe estar recuperada física y emocionalmente, y esto requiere tiempo para querer, disfrutar y lograr tener relaciones sexuales. Aunque no existe una norma exacta de cuándo se puede tener sexo luego de un embarazo, sí hay ciertos factores que pueden facilitar esta reactivación de la vida sexual.

El cuerpo durante el puerperio

Luego del parto, los médicos recomiendan un tiempo de “cuarentena” antes de volver a tener relaciones sexuales, donde el cuerpo retoma energías y ciertos organos van volviendo a su estado pre-embarazo. 

A veces este tiempo de abstinencia puede limitarse al primer mes posparto, pero hay algunas mujeres que esperan tres o seis o incluso más. Algunos doctores recomiendan esperar entre 4 a 6 semanas mínimo para tener sexo nuevamente, independiente del tipo de parto que se haya tenido.

No existe una regla específica de cuándo puedes o debes retomar la vida sexual, ya que todos los cuerpos son distintos y tienen sus propios tiempos

Además, no solo depende de tu cuerpo: el cansancio de tener a un nuevo bebé y el estado emocional de la madre son otros factores que también influyen en la decisión de tener sexo.

Algunas causas de la interrupción de la vida sexual de la pareja luego del parto son:

  • Episiotomía o desgarro perineal: el parto vaginal puede causar una cicatriz en la vagina de la madre, la cual requiere cierto tiempo para sanar. 
  • Cesárea: al ser una cirugía, el tiempo post operación es clave para una buena cicatrización. Se desaconseja esfuerzo físico durante los primeros días luego del parto. Al menos 6 semanas de cuarentena para dejar sanar la cicatriz del útero.  
  • Flujo vaginal: después de un parto la mujer puede sufrir sangrado vaginal y el desprendimiento de otro tipo de materia, lo que podría perdurar durante algún tiempo. 
  • Molestia: hay veces en que al comenzar a retomar la vida sexual, la penetración le causa dolor e incomodidad. No te apures, dale tiempo a tu cuerpo para sanar y recuperarse a un 100% antes de intentarlo, así te enfrentarás a la situación más confiada y relajada.
  • Cambios hormonales: hasta que el ciclo menstrual vuelve a aparecer, el nivel de estrógeno es bajo y la prolactina (lactancia materna) es alta, lo que puede causar sequedad vaginal.
  • Pechos adoloridos: para enfrentarse a una relación sexual, lo ideal es que te sientas bien y sin molestias, y la lactancia materna puede impedir esto. Amamantar a menudo puede conducir a dolor en los pechos y pezones, lo que podría causar desinterés en el sexo.

Acude a las revisiones ginecológicas regularmente y consulta a tu ginecólogo si físicamente estás preparada o no para mantener relaciones sexuales.

Aspecto emocional y maternal

El aspecto fisiológico no es el único que podría interrumpir la vida sexual luego del parto. La mamá también requiere tiempo de adaptación luego de un nacimiento: 9 meses de embarazo que llevaron a un parto exigente y cansador, y ahora un bebé en los brazos que requiere el 100% de tu atención (¡y leche!). Todo esto desgasta a cualquiera y las ganas y tiempo para una vida sexual desaparecen.

Durante el embarazo y el parto la mujer vive cambios emocionales y psicológicos muy fuertes, acompañados de una alteración en sus niveles hormonales que también le afectan en el día a día. Asimismo, muchas mujeres sufren de depresión posparto que puede condicionar de forma negativa la sexualidad de la pareja.

Otro factor a considerar es la relación de pareja de los nuevos padres, que también se verá afectada y tendrá que de a poco encontrar una nueva dinámica emocional, romántica y sexual. No es extraño ni preocupante que la pareja se tome su tiempo en reactivar su actividad sexual luego del nacimiento de su hijo.

Y no nos olvidemos de algo muy muy importante y determinante en un periodo de ‘sequía’ sexual: el agotamiento. Muchas veces menospreciado, el cansancio relacionado a las necesidades del bebé puede disminuir el deseo sexual de ambos. Y, aunque haya deseo, el tiempo y energía puede ser tan escaso que impide que se genere la instancia romántica.

Una causa del periodo de cuarentena posparto también es el desinterés por el sexo, deribado de factores físicos como el flujo posparto y el desgarro vaginal. Lo anterior puede causar fatiga, sequedad vaginal, dolor y poco deseo sexual. Hay veces en que es más el miedo al dolor que el dolor en sí mismo. Para esto es bueno acudir a un especialista y derribar ciertos mitos que puedes tener metidos en la cabeza.

Algo que es muy común es que la imagen propia de la nueva madre afecte su autoestima y líbido. Tu cuerpo cambia después del embarazo, pero con tiempo te empezarás a sentir tu misma nuevamente.

Lo importante es que todos estos contratiempos son comunes y requieren paciencia y comprensión de tí misma y tu pareja. Dense el tiempo de adaptarse a esta nueva rutina y a encontrar cierta estabilidad. Teniendo esto más o menos bajo control, retomar la vida sexual se dará de forma espontánea y natural.

Consejos para el sexo posparto

  • Anticonceptivos: las primeras semanas luego del parto no estarás menstruando, pero luego tu ciclo comenzará su ritmo normal, por lo que debes estar preparada si quieres evitar un nuevo embarazo. El método de contracepción en base a la lactancia no es tan fácil ni exacto, si no que requiere de ciertas condiciones para funcionar, las cuales explicamos en este artículo. Consulta con tu médico sobre anticonceptivos recomendados si estás amamantando, ya que algunos métodos hormonales como la píldora pueden traspasar hormonas al bebé a través de la leche materna.
  • “Dolor” durante la relación: primero que nada debes saber que no tienes porqué sentir dolor si tu zona genital está bien recuperada. Te recomendamos acudir a un especialista para que te explique sobre el proceso, aclare tus dudas y miedos, y te de confianza en que todo estará bien. Así tendrás una experiencia sexual relajada y evitarás molestias por estar tensa. 
  • Usa lubricante: debido a los niveles hormonales, puedes presentar sequedad vaginal. Ante esto se recomienda usar lubricante, tanto para humectar la zona como para estimular antes del sexo.
  • Ejercita la zona pélvica: para retomar el sexo tras el parto, existen ejercicios de Kegel que pueden ayudar a recuperar el tono y fortalecer la musculatura de la zona genital. Son ejercicios simples que se pueden realizar a diario incluso luego de una cesárea. Esto debe ser bajo aprobación de tu médico
  • Espera el momento adecuado: no se apuren en lanzarse a la sexualidad con tu pareja. Esperen unas semanas y consulta con tu ginecólogo. Prepárate mentalmente y no se precipiten, ya que una mala experiencia puede retroceder todo el progreso. Es clave la confianza y comunicación entre los dos.
  • Vacía el pecho: antes de una relación sexual preocúpate de vaciar el pecho si está lleno, ya que la presión te puede provocar dolor.
Shares
Share This