¿Puedo dar melatonina a mi bebé para que duerma mejor?

Mar 19, 2021

El sueño de los niños es un aspecto muy importante en la crianza, el cual todos los padres desean que su hijo mejore para tener un día a día con energía. Quizás hayas oído hablar de la administración de melatonina para ayudar a conciliar el sueño de los infantes. ¿Es dañino o adictivo? ¿Cómo lo administro?

El sueño saludable de los niños es un gran desafío para algunos padres, los cuales luchan con mantener horarios y en contra de la somnolencia. Ante esto, la administración de la melatonina para dormir suena como una opción eficaz para mejorar su sueño.

Al no necesitar receta médica, la administración de melatonina en menores de edad se ha elevado. Sin embargo, es necesario consultar con un pediatra para evitar exponer al niño a problemas serios de salud.

Qué es

Muchos padres se confían de la melatonina y creen que es 100% inocua ya que “es natural”. Pero…¿saben realmente qué es la melatonina?

La melatonina es una neurohormona producida por la glándula pineal (en el cerebro) durante la noche. El ser humano la secreta de modo natural, regulada por nuestro “reloj biológico”, por lo que deja de fabricarse cuando la persona está expuesta a la luz.

Desde los tres meses de vida, las personas empiezan a producir melatonina. Su máxima producción es alrededor de los 9 años de edad. Durante el día, su presencia en la sangre es muy baja y se incrementa a partir del atardecer.

Su objetivo principal es indicarle a nuestro cuerpo que ya está llegando la hora de irnos a dormir. Es por esto que se le llama la hormona del sueño. Además, afecta al sistema inmunitario, envejecimiento, ralentiza el avance del cáncer y otras enfermedades, entre otras funciones.

Si la persona se expone a una luz blanca o azulada (pantallas) durante la noche, se disminuye la síntesis de la melatonina, por lo que quizás experimente problemas para dormir. Para ayudar al cuerpo a sintetizar una correcta cantidad de melatonina, es mejor dormir a oscuras.

Melatonina y niños

La melatonina en nuestro país se puede comprar sin receta y fácilmente. Se ha evidenciado la eficacia de su administración en adultos para regular el reloj biológico (en caso de jetlag, por ejemplo) o para mejorar el insomnio y otros trastornos de sueño.

Sin embargo, hay pocos estudios sobre la melatonina en niños y bebés. Los que existen, demuestran que la melatonina puede beneficiar las dificultades de sueño y disminuye los despertares nocturnos en niños con trastorno del neurodesarrollo.

Los médicos suelen indicar el uso de melatonina en niños en los siguientes casos:

  • Insomnio infantil: se presenta una dificultad crónica para dormir, tanto al intentar quedarse dormido como en la calidad de su sueño.
  • Síndrome de retraso de fase: se trata de un retraso de dos horas en los horarios de inicio de sueño y despertar. Es como si tuviera el reloj biológico retrasado en comparación a los demás.
  • Síndrome de piernas inquietas: trastorno neurológico que se caracteriza por la necesidad incesante de mover las piernas en reposo.

Por otro lado, no se recomienda su uso en niños con enfermedades autoinmunes, tumores hematológicos, asma, diabetes o epilepsia.

En cuanto a la dosis, se recomienda empezar con la mínima dosis e ir ajustando según las necesidades y respuestas. No se recomienda que se prolongue el tratamiento en más de cuatro semanas en bebés. Su administración debería estar guiada por el pediatra.

En cuanto a efectos secundarios, se ha detectado dolor de cabeza, mareos, náuseas y alteraciones hepáticas. Como efecto adverso por sobredosificación podría generar somnolencia. Un riesgo potencial es su posible adelanto de la pubertad.

Lo cierto es que el uso de la melatonina sintética por un periodo corto y guiado por un pediatra, ayuda a conciliar el sueño, hace que dure más y mejora su calidad. No existe suficiente información en cuanto a la seguridad del uso de melatonina en niños durante un periodo extendido.

Para los niños que no tienen las características mencionadas ni sufren de trastornos graves de sueño, no se recomienda la administración de melatonina. Es normal que los niños tengan dificultades a la hora de dormir, pero esto se puede mejorar de muchas otras maneras, como cambios de hábitos y desarrollando una buena higiene de sueño.

Tips para mejorar el dormir de infantes

A pesar de que la hormona se venda sin receta, es un fármaco por lo que debe ser administrado por un médico que decida que el caso del niño debe tratarse con melatonina.

Hay que tener en consideración que los problemas para dormir de los niños se deben en su gran mayoría (80%) a factores ambientales que pueden modificarse y corregirse.

En recién nacidos y lactantes es fundamental la implementación de buenos hábitos de sueño y alimentación. Algunos de estos pueden ser:

  • Seguir pautas horarias fijas de sueño y acostumbrar a una rutina diaria desde pequeños.
  • Tener paciencia.
  • No malacostumbrar a dormir en lugares que no sean su cama.
  • Evitar el uso de pantallas, especialmente luego del atardecer. La producción de melatonina se bloquea frente a la luz.
  • Evita el sobre abrigo en el pijama y ropa de cama.

Como conclusión, podemos ver que la melatonina no debería utilizarse como único o primer tratamiento. Es necesario acompañarla o intentar antes de usar melatonina, una mejora de la higiene de sueño, del ambiente donde duerme, de su alimentación, del uso de las pantallas, actividad física, etc.

La melatonina no es una píldora para dormir. Debe usarse después de hablar con el pediatra y haber implementado previamente hábitos saludables para dormir. La melatonina puede ayudar a corto plazo a algunos niños, o en ciertas ocasiones, pero para solucionar el problema de fondo, no es recomendada.

Shares
Share This