Preparándote para el parto: accesorios de lactancia

Ago 26, 2020

Igual que con la ropa del bebé, querrás comprar todo anticipadamente para estar preparada para su nacimiento. Accesorios relacionados a la lactancia existen infinitos, y muchos de ellos no los usarás nunca. Aquí te ayudamos a acotar la lista con las cosas que de verdad necesitarás.

Lo bueno es que si amamantas, esencialmente solo necesitas tus pechos y una suficiente producción de leche, sumado a un buen agarre de tu hijo. ¡Qué fácil! Sin embargo, hay veces que la lactancia viene con algunas dificultades, y para estas situaciones hay algunos accesorios que pueden ayudarte

Aparte de comprar o conseguir ciertos accesorios, el correcto uso y mantenimiento de ellos sumado a una buena asesoría de lactancia, es lo más importante para un amamantamiento exitoso

Si aprendes a usarlos adecuadamente y sigues las pautas de higiene, podrás economizar tiempo y esfuerzo, entre otras ventajas. Pero si te llenas de cosas que ni siquiera sabes para qué sirven, no estarás siendo ni práctica ni económica, por lo que evita comprar demasiados productos inservibles. 

Los 5 accesorios de lactancia que sí o sí necesitarás

  1. Sacaleches

Comencemos por lo esencial. Este accesorio sirve en múltiples posibles situaciones que te podrás encontrar al comenzar con la lactancia. 

En caso de que el agarre del bebé no sea el mejor desde el principio, no querrás darle mamadera con leche en fórmula si es que tus pechos están rebalsados de leche. Tendrás que extraer leche materna y alimentar a tu bebé con mamadera. A no ser que seas una lechera experta, es difícil, lento y poco práctico extraerse leche con las manos, por lo que un sacaleches será tu salvación.

Otro caso puede ser que a pesar de tener un amamantamiento exitoso, hay veces que quieras tomarte un tiempo libre y salir a juntarte con tus amigas, dejando al bebé en buenas manos. Pero no hay nada que reemplace tu leche, por lo que tendrás que tener un banco de leche materna para que alguien más alimente a tu bebé con este beneficioso alimento.

También lo puedes necesitar para vaciar tus pechos, estimular la producción de leche o si estás en un lugar público y no quieres o puedes amamantar. ¡Es bueno tener la opción!

Sacaleches hay de modo manual o eléctrico. Encontrarás opiniones variadas respecto a cuál es mejor, todo depende de ti. En la tienda Motherna hay consejeras de lactancia certificadas que podrán asistir tu elección.

    2. Camiseta y sostén de lactancia

El sujetador de lactancia puede cambiarte la vida en temas prácticos y de comodidad. Los hay sin costuras, sin aros, con fibras tan suaves que no te molestará el roce con el pezón (el cual seguramente tendrás muy sensible). Además, tienen una apertura fácil para amamantar sin tener que desnudarte al 100%.

En el mismo sentido, la ropa de lactancia puede serte muy útil, ya que también facilita mucho el acceso del bebé al pecho, sin tener que sacarte toda la ropa o ahogarlo con tantas capas. 

3. Cojín de lactancia

La postura al amamantar es muy importante tanto para el correcto agarre del bebé y la facilitación de la succión, como para la espalda, brazo y cuello de la madre. Créeme, mientras va creciendo el bebé, más pesado será y a veces la lactancia no es nada corta. Estarás cansada y lo único que querrás será un poco de apoyo, ¡literal!.

El cojín de lactancia es muy útil desde el embarazo (ponlo entremedio de las piernas al dormir) y hasta la lactancia, para dar pecho acostada e inclinar tu espalda, o sentada con el bebé apoyado en el cojín, quedando a la altura del pezón sin necesidad de sostenerlo. 

4. Mamadera

Aunque decidas amamantar, necesitarás mamadera en caso de que estés separada de tu hijo y necesite alimentarse. Además, después de los 6 meses de vida podrás usarla para darle agua.

Las hay de vidrio y plástico, por lo que tendrás que elegir la que más se acomode a tus necesidades dependiendo de qué tipo de uso le darás. Es importante que la boquilla sea de silicona y con la abertura adecuada para tu bebé. En Motherna te podrán asesorar para que compres la correcta.

5. Pezoneras 

Muchas veces los pezones se agrietan al comenzar el proceso de lactancia. Al estar así, cada vez que se amamanta puede ser doloroso y molesto. Para esto existen las pezoneras: protegen el pezón en caso de estar adolorido y necesites amamantar, el bebé succionará a través de la pezonera, y apenas lo notará.

Por lo general son elaboradas de silicona y las hay de distintos tamaños para que se adecuen al pezón de la madre. Es un muy buen accesorio pues muchas mamás abandonan la lactancia materna debido a la molestia en el pezón, y la pezonera puede evitar eso.

Otros accesorios que quizás también necesites

  • Compresas: si se presenta dolor intenso luego de amamantar, usar compresas frías o calientes puede ayudar a reducir la presión en los pechos. Esto siempre bajo supervisión de tu médico, pues en ciertos casos no son recomendables.
  • Recipientes para almacenar leche: estos te permiten almacenar y conservar la leche materna de forma cómoda y segura en el refrigerador o congelador, para cuando quieras armar tu banco de leche.
  • Almohadillas absorbentes o discos de lactancia: muchas madres chorrean gotean leche constantemente los primeros meses. Para evitar manchas en la ropa, existen estos discos para absorber la leche e impedir manchas.
Shares
Share This