¿Cómo funciona el postnatal compartido en Chile?

Mar 31, 2020

Primer consejo: infórmate de tus derechos como padre. La ley de Permiso Postnatal Parental permite el traspaso de una parte del permiso al papá del bebé, logrando distribuir el período luego del parto de tal manera que les acomode a ambos, ¿quieres saber más detalles?

La Ley 20545 se promulgó en 2011 y modificó las normas sobre protección a la maternidad e incorporó el Permiso Postnatal Parental (PPP). Con este permiso se amplió el período de postnatal a 24 semanas, y se permitió compartir las últimas semanas con el padre. Sin embargo, el último balance acerca de la ley (2018) indicó que solo un 0,2% de los derechos han sido traspasados al hombre. ¿Será por falta de información al respecto?

Cuándo y cómo traspasar el postnatal al papá

El período de postnatal se define como un descanso o tiempo que tiene un padre para dedicarse al cuidado y crianza del recién nacido. En Chile, el periodo se divide en dos normas: primero, y el más antiguo, el artículo 195 del Código del Trabajo, el cual es una normativa que indica un período de descanso de maternidad de 6 semanas antes del parto, y 12 semanas después de él. A esta norma se le llama “Postnatal normal”.

Segundo: en 2011 se creó una nueva ley llamada Permiso Postnatal Parental (PPP), el cual agregó 12 semanas más de postparto. Esta normativa incluyó también la opción de traspasar las últimas 6 semanas del postnatal al papá del bebé. 

En resumen, las 6 semanas de prenatal y las primeras 12 semanas de postnatal son una normativa diferente a las últimas 12 semanas de postnatal, estas últimas las cuales conforman el Permiso Postnatal Parental.

En total, entonces, son 30 semanas de período pre y post parto. El hombre tiene 5 días de licencia pagada luego del nacimiento del bebé, los cuales puede utilizar de forma continuada o distribuirlos durante el primer mes desde el parto.

Si ambos padres son trabajadores, la madre puede traspasar parte del PPP al padre por un máximo de seis semanas. Es decir, desde la séptima semana de este permiso, el papá puede cambiar el lugar de la mamá hasta el final del postnatal y la mamá puede volver a trabajar desde ese entonces, si ella así lo decide de manera explícita.

A grandes rasgos, hay tres opciones de postnatal: 

  • Descanso completo: la mamá toma los 3 primeros meses, y luego los 3 meses más que agregó el PPP.
  • Descanso a media jornada: la mamá toma sus primeros 3 meses, y luego toma 4 meses y medio asistiendo a su trabajo a media jornada.
  • Descanso traspasado al papá: la mamá toma los primeros 3 meses y luego toma 1 mes y medio más del PPP, pero traspasa el último mes y medio al papá del bebé.

Aspectos técnicos

Para realizar el traspaso del PPP al papá, la mamá debe avisar a su empleador 30 días antes de que termine el posnatal. En el mismo sentido, el papá debe avisar a su empleador 10 días antes de empezar a ejercer el Permiso Postnatal Parental.

Al hacer uso de este beneficio, el padre gozará de fuero laboral por el doble del tiempo de duración de lo que se tome de postnatal. Es decir, si se toma un mes, tendrá dos meses de fuero.

Al igual que en el “postnatal normal” (normativa 1), en el PPP el sueldo también lo paga el sistema de salud (Isapre o Compin, si estás en Fonasa). El tope máximo que te pueden pagar es de 66 UF.

Poco alcance de la medida

Como mencionamos, la última vez (2018) que se midió el alcance de esta ley, se descubrió que sólo un 0,2% de los derechos de postnatal han sido traspasados al hombre

Lamentablemente, en Chile es o la madre o el padre. Solo 5 días de los primeros meses de vida del bebé podrán ser aprovechados por los padres juntos, aprender, equivocarse y ayudarse. En los países desarrollados las leyes apuntan a un cuidado compartido simultáneo, pero en Chile la mamá tiene que renunciar a su tiempo con el bebé para cederlo al papá.

Como se puede asumir y se refleja en los resultados del estudio, para la madre no es fácil dejar al bebé en manos del padre cuando el menor es aún muy pequeño. No hay que olvidar que estas semanas son cruciales para la formación de la figura de apego del bebé, quien dejaría de ver a su principal figura hasta ese entonces (su madre). El panorama ideal sería que estén ambas figuras presentes, lo que la ley actual no permite si ambos son trabajadores y quieren tomarse el permiso.

Otro aspecto a considerar es que si efectivamente se desea compartir el permiso de postnatal sigue siendo muy poco equitativo: en total, la madre puede traspasar máximo 6 semanas al padre. Es decir, la mamá estaría 4 meses y medio dedicándose al bebé, mientras que el papá solo tiene la opción de estar 1 mes y medio, aproximadamente. 

Mientras hagas los avisos a autoridades y empleadores de la manera y al tiempo correspondiente, no deberías tener problemas en elegir la modalidad que más les acomode. Y si tu empleador impide que te tomes tu descanso postnatal debes ir a la Inspección del Trabajo para que sean multados con una sanción que puede alcanzar las 150 UTM.

Beneficios del postnatal compartido

En cuanto a traspasar parte del postnatal al padre del bebé, el mayor beneficiado es tu hijo. Esto ya que desde pequeño verá dos referentes de su cuidado lo cual le dará un mayor sentimiento de seguridad y protección, y una sensación de apego con ambos, por lo cual cuando tenga un problema sabrá que puede acudir tanto a su madre como a su padre.

Como sociedad, mientras los factores laborales vinculados a la paternidad sean compartidos entre el padre y la madre, se le dará más opciones a las mujeres a ser contratadas, ya que se deja de ver a la maternidad como una amenaza o algo perjudicial para el trabajo, y algo exclusivamente femenino

En cuanto a equidad, es fundamental que los papás, tanto como lo han hecho las mamás, aprendan a compatibilizar ser padre con trabajar. El sentido de responsabilidad aumenta ya que al tomar parte del postnatal sentirán mayor autonomía al cuidar, alimentar y dormir a sus hijos.

Shares
Share This