¿Es normal la picazón en la zona vaginal?

Oct 19, 2020

El picor o comezón en la zona íntima de la mujer es una molestia muy recurrente, y puede tener una causa vinculada a una patología que debe tratarse. Aquí te ayudamos a identificar la posible causa y a saber cómo aliviarlo.

La picazón en la vagina, también llamado prurito vaginal, puede ser un síntoma provocado por una alergia o una infección. Puede tratarse de un picor vulvar o de una comezón más interna relacionada con algún hongo o bacteria. Para saber cómo tratarla, se deben diferenciar los síntomas y causas de cada molestia.

Posibles causas

Si sientes picor en la zona íntima, se recomienda pensar enseguida acerca de las posibles causas. Por ejemplo, si justo antes de que apareciera la picazón realizaste ejercicio físico con ropa ajustada, si estuviste mucho tiempo con la zona húmeda, si se han tomado antibióticos hace pocos días o si se han tenido relaciones sexuales con una pareja nueva.

Todas estas pueden ser causantes del picor, lo que ayuda a indicar qué patología está presente que tiene como síntoma comezón vaginal.

Alguno de los motivos del picor pueden ser:

  • Vulvitis: causada por el jabón, el cual puede causar enrojecimiento y comezón en la zona.
  • Higiene incorrecta: la presencia de heces o el limpiarse desde atrás hacia delante puede causar comezón. También, el exceso de higiene íntima puede destruir la flora natural de la vagina.
  • Vaginitis: consiste en una infección bacteriana, usualmente del hongo denominado Candida.  
  • Vaginosis: un desequilibrio entre los microorganismos de la vagina. Se pierden las bacterias que protegen la zona. El síntoma principal suele ser el flujo vaginal con mal olor.
  • Alergia e irritación: puede deberse a un proceso alérgico debido al gel de baño, tampón, detergentes, ropa interior, preservativos, entre otros productos químicos que pueden irritar la delicada piel.
  • Menopausia: la alteración hormonal relacionada a la menopausia puede dejar a la vagina vulnerable debido a la pérdida de estrógenos.

Tratamiento

Primero que todo, se debe identificar el alérgeno o agente irritante que se asocia a la picazón para poder evitarlo o tratarlo. La higiene y prácticas diarias con productos adecuados son muy importantes para recuperar el equilibrio de la flora vaginal. Algunas de estas son:

  • Para mantener la flora equilibrada se pueden consumir productos probióticos, ya que estos disminuyen el riesgo de infecciones vulvo-vaginales y además ayuda a curarlas. 
  • Usar ropa interior de algodón o de fibras naturales y evitar materiales sintéticos que dificultan la ventilación. Evita la ropa muy ajustada pues aumenta la temperatura de la vagina.
  • Evitar humedad en la zona: después de estar en el agua hay que dejar que se seque el cuerpo y las prendas para prevenir el crecimiento de hongos.
  • Usar productos adecuados como por ejemplo un gel íntimo que optimice la zona vaginal. Lava la ropa con detergentes y suavizantes adecuados para tu piel, ya que sustancias químicas como el cloro pueden causar comezón.
  • Evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual a través del uso de preservativos. Usa lubricante si tienes sequedad o si el picor surge después de las relaciones sexuales.
  • Cuida tu alimentación: evita el exceso de azúcares, ya que favorece la proliferación de hongos y bacterias.

Consulta con tu ginecólogo si el picor persiste pues puede tratarse de alguna enfermedad dermatológica, reumatológica, alérgica o infecciosa.

Shares
Share This