Kinesióloga Odette Freudlich sobre vaginismo postparto: “Hay que tomar con calma el reinicio de la vida sexual”

Mar 16, 2020

Odette Freudlich Klein es Kinesióloga de la Universidad de Chile, especializada en Sexualidad y Disfunciones del Piso Pelviano. Actualmente es directora del centro MiIntimidad, el cual se dedica al tratamiento de disfunciones sexuales y del suelo pelviano en conjunto con un equipo profesional interdisciplinario, entre ellas sexólogas, ginecólogas y urólogos.

Entrevistamos a la Kga. Odette acerca del vaginismo, una disfunción sexual que sufren las mujeres al no poder lograr la penetración vaginal. Una de las causas puede ser el miedo a sentir dolor al intentar retomar la vida sexual después del parto. Al ser un tema tabú, no hay mucha información, estadísticas ni oferta pública de tratamientos confiables, serios y eficaces. Es por esto que quisimos que la Kga. Freundlich, directora de un centro que ayuda a cientos de mujeres a tener una vida sexual plena, nos responda nuestras dudas sobre el tema.

¿Qué es el vaginismo?

– El vaginismo es una contracción involuntaria de la musculatura de la vagina frente al intento de penetración, ya sea de un pene, dedo, un espéculo, el transductor del ecógrafo, etc. Frente a esto se produce una reacción refleja en la que se contrae la musculatura de la vagina lo cual impide o dificulta la penetración vaginal

¿Cuáles son las causas de esta disfunción?

– Las causas generalmente están relacionadas con pensamientos erróneos frente a la penetración vaginal, temor frente al dolor, de que el himen va a sangrar y se va a rajar, la educación restrictiva que has tenido, etc. 

Hay un vaginismo que es primario, en el cual nunca has podido tener relaciones, y otro secundario, que puede ser debido a un parto donde tienes una cicatriz dolorosa, fibrosa, (episiotomía) por ejemplo, lo que te puede producir una reacción de miedo al dolor en la penetración, y ahí se genera lo que se llama un vaginismo reactivo al dolor.

¿Efectivamente hay que tener un cuidado especial al tener relaciones sexuales post-parto?

– Es un miedo justificado, pues por ahí pasó un bebé, y generalmente tienes la episiotomía, que es la incisión que se hace en el periné para no desgarrarse, entonces las mujeres generalmente tienen miedo a retomar la vida sexual porque les puede doler. Esto no quiere decir que tengan vaginismo, si no que tienen miedo al dolor. 

Cuando este miedo se prolonga por mucho tiempo, más de 6 meses, y aún no has reiniciado tu vida sexual, tienes que estar atenta y consultar para saber qué está ocurriendo.

¿Qué consejos o pasos a seguir le daría a una mujer que no logra concretar la penetración vaginal?

– Si esto ocurre en contadas ocasiones, que no se preocupe, que se relaje y use algún lubricante. Pero si esto continúa a lo largo del tiempo, que consulte de todas maneras con un especialista (ginecólogo o kinesióloga especialista en sexualidad) para ver cuál es el problema: si es por dolor o por temor, y si es por dolor, por qué está doliendo. Puede ser que la cicatriz de la episiotomía esté dolorosa o tensa, puede ser que le dolió en algún momento y tuvo miedo a que esto se vaya a repetir, u otras múltiples causas. Se recomienda:

  1. Esperar siempre el tiempo de la cuarentena, o cuando el doctor estime conveniente que pueda reiniciar la vida sexual, que generalmente es un mes y medio.
  2. Tomarlo con calma, pues en esta etapa de postparto generalmente las hormonas cambian. La mayoría de las mujeres están amamantando y esto produce muchos cambios en la sexualidad. 
  3. Hacerse el tiempo necesario, buscar la privacidad.
  4. Si esto se repite en el tiempo consultar con un especialista.

¿Es recomendado realizar ejercicios de Kegel o intentar ejercitar el piso pélvico?

– Es importante en un principio que se evalúe para saber qué es lo que se necesita hacer. No se trata de llegar y hacer ejercicios para fortalecer la musculatura, cuando a lo mejor lo que se necesita es relajarla, o hay zonas que están más tensas que otras. Entonces antes de realizar cualquier tipo de tratamiento, lo mejor es consultar ante un especialista que le va a indicar qué pauta de ejercicios debería hacer en casa.

¿Cómo se puede involucrar a la pareja? ¿Qué rol tiene en la disfunción y en la solución de ésta?

– Si hay pareja es muy importante incluirla para que entienda qué es lo que está pasando de verdad. Apoyar a la mujer con ejercicios, y también emocionalmente. Es muy importante que la pareja venga al tratamiento, explicarle, mostrarle qué está sucediendo y cómo puede ayudar.

Siendo una disfunción poco hablada y conocida, ¿qué le diría a una mujer que está pasando por esto?

– Le diría que SÍ tiene solución. Que se anime a consultar y pedir ayuda.

Si crees que puedes estar sufriendo Vaginismo, o pasas por un momento de salud sexual insatisfactoria, puedes contactar al Centro MiIntimidad o visitar su página web para saber más.

 

Shares
Share This