Jardín infantil en casa: beneficios de esta modalidad del futuro

Dic 1, 2020

El equipo de My Little Playgroup, que realiza servicio de jardín infantil en las casas 3 o 5 veces a la semana, de grupos no mayores a 5 niños y con todos los resguardos del Covid-19, nos cuenta sobre los beneficios de esta modalidad que ha sido una salvación para muchos padres durante la pandemia. Encuéntralos en su cuenta de Instagram o escribe al correo contacto.mylp@gmail.com.

Este año ha sido distinto y difícil para todos, pero los niños pequeños y sus padres han sido algunos de los más afectados. Debido a la imposibilidad de realizar actividad presencial, muchos de los centros educativos, salas cuna y jardines infantiles tuvieron que cerrar sus puertas producto de la inviabilidad de realizar clases de forma virtual a niños tan pequeños. 

Por su parte, son varios los estudios que refuerzan las consecuencias negativas de exponer a los menores frente a las pantallas y lo perjudicial que es esto para su desarrollo. Por este motivo, muchos de los padres tuvieron que buscar otras alternativas para suplir de la mejor manera posible lo que el jardín entregaba a sus niños. 

Así es como se han hecho cada vez más populares los llamados playgroups o jardines infantiles en casa, proponiendo una solución para aquellos que buscan tener una continuidad en la educación de sus hijos de manera presencial. 

Pese a que no sabemos qué pasará a futuro, múltiples son los beneficios que podemos encontrar en esta modalidad de playgroup, por lo que la posibilidad de continuar los próximos años (aunque se acabe esta pandemia) es cada vez más concreta. 

Beneficios de los playgroups

Como primer punto a considerar, los llamados playgroup entregan una educación personalizada, fomentando un desarrollo integral muchísimo más significativo que una sala de clases tradicional.  

Se trabaja con grupos acotados, de no más de 6 niños por grupo, lo que incide directamente en un mejor aprendizaje, ya que se puede responder a las necesidades, intereses, ritmos y estilos de aprendizaje de cada uno. 

A su vez, mantiene ciertas similitudes con las instancias de aprendizaje tradicionales, como lo son el establecimiento de una rutina con distintos momentos y experiencias de aprendizaje, que permiten potenciar los diferentes ámbitos de desarrollo.

Lo anterior da espacio para trabajar la identidad, autonomía, el juego libre, actividades motoras, el lenguaje, la comprensión de su entorno natural y cultural, habilidades lógico matemáticas, entre otras, permitiendo también flexibilizar y armar la rutina según los intereses y necesidades de cada niño.

Aun cuando tienen una carga horaria menor a la tradicional, puesto que los playgroup en general son cerca de 4 horas al día, el avance de los niños es muy eficiente ya que ellos son los protagonistas en su aprendizaje. Se maximiza la motivación del niño, y se establece un vínculo afectivo que beneficia profundamente el desarrollo.

Llegó para quedarse

Este nuevo enfoque más personalizado busca guiar, acompañar y enseñar a través de rutinas más flexibles, logrando que cada niño se sienta acogido, respetado y en confianza para expresarse y sacar lo mejor de sí, potenciando un desarrollo integral, ajustado a las fortalezas, necesidades, habilidades e intereses de cada uno de ellos.

Creemos firmemente que este nuevo estilo de enseñanza marcará tan positivamente a los niños, que los padres al ver el progreso y bienestar general de sus hijos tomarán la decisión de adoptar esta nueva modalidad como una opción real y concreta para la educación pre-escolar, dando un giro al pensamiento convencional de educación infantil en sala de clases. 

Shares
Share This