La importancia del ácido fólico para el embarazo

Ago 17, 2021

Patrocinado por Motehrna

Los médicos suelen recomendar a las mujeres en edad reproductiva y durante el embarazo que consuman una dosis de ácido fólico diariamente: ¿qué es y en qué alimentos lo encuentro? ¿Para qué es beneficioso? 

El ácido fólico es un nutriente esencial para ayudar a producir células nuevas y el desarrollo de órganos fetales del bebé. Su déficit puede generar algunos defectos de nacimiento graves en el cerebro y la columna vertebral del bebé en gestación. 

Los médicos recomiendan a toda mujer en edad reproductiva consumir ácido fólico todos los días, ya que aporta múltiples beneficios aún no estando en un período gestacional.

Conceptos básicos sobre el ácido fólico

El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble del complejo B, que se encuentra de manera natural en algunos alimentos. Es la forma sintética del folato que se usa en suplementos y alimentos fortificados.

El cuerpo usa el ácido fólico para producir células nuevas (piel, cabello, uñas y otras partes). Es importante en la producción de glóbulos rojos, previene enfermedades cardíacas y disminuye la aparición de cáncer de útero y colon. 

Además, es un elemento de nutrición muy importante para el desarrollo fetal. Se recomienda que las mujeres tomen ácido fólico diariamente, como mínimo un mes antes de la concepción y durante el embarazo, para prevenir defectos congénitos del bebé, como anencefalia o espina bífida.

Ácido fólico y el embarazo

También conocido como vitamina B9, el ácido fólico es el encargado de reducir defectos en el cerebro y la columna vertebral del bebé, llamados defectos del tubo neural. Durante el primer mes de embarazo, el tubo neural se convierte en el cerebro y médula espinal del bebé, siendo este periodo el de mayor riesgo para la formación de defectos. 

El déficit de ácido fólico en embarazadas inhibe la síntesis de ADN para el desarrollo de órganos fetales, en especial el tubo neural. Los defectos del tubo neural son la segunda causa de malformaciones congénitas, y tienen una incidencia de 2-3 casos por cada 1.000 bebés nacidos vivos.

Es por esto que es recomendable aumentar su ingestión si quieres quedar embarazada en un futuro. Se recomienda a las mujeres en edad reproductiva consumir 400 mcg de ácido fólico diarios para obtener la cantidad suficiente.

La mayoría de las mujeres saben que están embarazadas después de las primeras 3-4 semanas desde la concepción, por lo que si ya estás tomando esta vitamina, estarás previniendo defectos de nacimiento de tu bebé. 

Si ya tuviste un embarazo afectado por un defecto del tubo neural, consulta con tu médico. Es posible que en estos casos se recomiende un consumo diario de 4.000 mcg de ácido fólico antes de quedar embarazada nuevamente, y durante los primeros tres meses de embarazo.

Es importante considerar que la ingesta de ácido fólico es beneficiosa aunque no se desee un embarazo nunca. Para generar las células nuevas que el cuerpo necesita diariamente, es necesario esta vitamina.

Cómo y dónde obtenerlo

Para conseguir la dosis diaria de ácido fólico se recomienda:

  • Consumir alimentos en los que se encuentra de manera natural, como el melón, naranja, vegetales de hoja verde, lentejas, espárragos, brócoli, huevos, leche, entre otros.
  • Consumir regularmente cereales y avena.
  • Consumir pan, ya que la harina de trigo en Chile es fortificada con ácido fólico (100 mg de marraqueta aportan 0,2 mg de ácido fólico).
  • Comer otros alimentos fortificados (les incorporaron ácido fólico al alimento que no lo lleva naturalmente) como pastas y arroz.  Si en la etiqueta sale “folato 100%”, quiere decir que una porción tiene el 100% del ácido fólico que se necesita diariamente.

Generalmente, la cantidad ingerida en una alimentación normal no cubre la necesidad diaria de ácido fólico, por eso consulta con tu médico si es aconsejable que tomes un suplemento o multivitamínico, especialmente si buscas el embarazo.

Shares
Share This