Cuidados e higiene de los dientes del bebé

Abr 19, 2019

El primer diente de tu hijo genera mucha emoción, al igual que todas las etapas desde su nacimiento. Sin duda, es adorable ver cómo aparecen los dientes del bebé y, con ello, darte cuenta que se inicia una nueva fase en su crecimiento.

Acompaña a tu guagua en este nuevo período, informándote sobre la estimulación de las encías, los primeros cuidados dentales a tener y las mejores recomendaciones para que la aparición de sus primeras piezas dentales y molares sea cómoda y saludable.

¿Cuándo salen los dientes del bebé?

La aparición de los primeros dientes del bebé puede darse en diferentes edades, ya que depende de cada caso en particular. Sin embargo, a modo general, podrías esperar que aparezcan entre los 6 meses y el primer año de vida.

Hay casos donde se adelanta la primera aparición dental a los 3 meses, o en los que se tarda en aparecer el primer diente, pasados los 14 meses. Esto es relativo en cada guagua, sin embargo, es bueno que no te alarmes si a tu bebé le aparece su primer diente antes de los 6 meses o después del año; es totalmente normal.

¿Cómo se deben cuidar los primeros dientes?

La salida de los dientes del bebé puede implicar algunas molestias previas, como salivación excesiva y dolor o picazón, a causa de la inflamación de las encías (no ocurre en todos los bebés). Tanto en la fase anterior al brote dental como durante y después de esta, debes cuidar su higiene y seguir unas recomendaciones, para aliviar las posibles molestias de las que te comentamos.

Higiene bucal

La higiene bucal es uno de los hábitos que debemos establecer desde que nuestros hijos son bebés. Recuerda que aun cuando tu guagua solo se alimente con leche materna y no tenga piezas dentales a la vista, debes limpiar sus encías, paladar y lengua para evitar acumulación de bacterias.

De acuerdo a la cantidad de dientes y la edad que tenga tu guagua dependen los cuidados de higiene bucal. Mira:

Antes de su primera dentición

Limpia sus encías, lengua y paladar, en la noche y en la mañana; con una gasa esterilizada humedecida con agua pura. También puedes ayudarte con un dedal de higiene bucal de marca certificada como Dentistar. Este se ha fabricado con la forma ideal para tu dedo y con materiales libres de tóxicos y tolerantes a la saliva y el sudor del bebé para su mejor conservación.

A la salida del primer diente

Aquí, la limpieza matutina y nocturna podrías seguirla realizando con el dedal, ya que este tiene propiedades antibacterianas que evitan la formación de placa; además de una limpieza suave, efectiva y segura para tu guagua.

A partir de los 6 meses de edad

Si tu bebé ya tiene sus primeros dientes, debes lavar con un cepillo de cerdas suave, indicado para niños de 0 a 12 meses. Agrega una gota de dentífrico o pasta dental especial para su edad. Consulta con el odontólogo sobre la incorporación de pastas con flúor, ya que, de acuerdo a la región, podría ser positivo o no su uso.

A partir de los 3 años

Se considera que a esta edad tu bebé ya puede escupir el dentífrico, es decir, que el riesgo de que lo ingiera es menor. Debido a esto, a partir de los 3 años, que es cuando la mayoría de nuestros bebés ya tienen todas sus 20 piezas dentales temporales (dentición decidua), lo recomendable sería usar dentífrico con flúor para proteger sus dientes de caries y placa bacteriana.

De igual manera, recuerda que a partir de los 6 meses ya se empieza a suministrar alimentos complementarios a la leche materna, por lo que la cantidad de veces que limpias o lavas los dientes de tu guagua debe aumentar a 3 veces diarias como mínimo.

Recuerda que estas recomendaciones útiles son generales. Solo queremos que conozcas cómo se desarrolla comúnmente la dentición de tu bebé y los cuidados especiales que puedes tener. Sin embargo, siempre es recomendable que hables con odontopediatra para establecer si hay requerimientos particulares para la salud oral de tu bebé.  

Estimulación de encías

Hay unas precauciones especiales que puedes implementar antes de la aparición de los dientes del bebé, para calmar la comezón y el dolor que genera la inflamación de las encías.

Básicamente se trata de estimular las encías de manera que alivies estos síntomas desagradables. Esto lo logras efectivamente con masajes circulares y suaves sobre la encía.

Siempre asegúrate de hacerlo con tus manos limpias y con la ayuda de una gasa esterilizada o, preferiblemente, del dedal de higiene bucal especial para bebés. Ten en cuenta que el dedal es reutilizable y lo puedes lavar con agua pura y tibia luego de cada uso.

Además, el dedal de higiene bucal te será útil tanto para masajear las encías como para evitar la formación de placa en los primeros dientes del bebé.

Recomendaciones a utilizar durante la dentición

Además de la higiene bucal que te acabamos de explicar, es importante que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones para llevar satisfactoriamente la etapa de los primeros dientes del bebé:

  • Mantén la carita de tu guagua limpia de saliva con el uso de toallitas de algodón limpias o toallitas húmedas libres de químicos o aditivos
  • Deja a su alcance aros o mordedores con texturas e interior líquido, aptos para el congelador; ya que el frío es ideal para aliviar y desinflamar las encías
  • Mantén todos los elementos de tu bebé limpios, pues, por la comezón y molestia en sus encías, tenderá a llevarse todo a la boca
  • Si tu guagua ya supera los 6 meses de edad, puedes aprovechar la introducción de algunos alimentos en porciones grandes que no puedan ser tragadas por él y que estén congeladas. Con esto lo aliviarás, mientras lo introduces a la alimentación complementaria.
  • No apliques geles o suministres analgésicos a tu bebé sin la autorización del pediatra. Recuerda que aun con el acetaminofén o el ibuprofeno, que son de venta libre, existen altos riesgos de daños colaterales para la salud de tu guagua si no se dosifica correctamente.

Ten en cuenta que el brote de los dientes no siempre genera molestias como irritabilidad, picazón o dolor. Por otro lado, si notas fiebre o dificultad para dormir, debes acudir al pediatra; pues estos síntomas no están asociados a la aparición de los dientes del bebé.

La dentición es una etapa hermosa de nuestros bebés que debemos cuidar para que su niñez sea sana y feliz. Aplica todos los cuidados a tiempo y con la ayuda de los elementos de calidad indicados. ¡Tu bebé te lo agradecerá!

Shares
Share This