Estudio: Bebés y niños pequeños contagian Covid a miembros del hogar más fácilmente

Sep 13, 2021

Un estudio canadiense publicado en la revista JAMA Pediatrics descubrió que los infantes presentan un mayor riesgo de contagiar de coronavirus a sus familiares, en comparación con los jóvenes.

Los bebés y niños pequeños tienen menor posibilidad de contagiarse de coronavirus en comparación a los jóvenes y adolescentes, sin embargo, una vez están infectados, son más propensos a propagar el virus a otros miembros de sus hogares.

Los resultados del estudio pueden ser explicados por factores de comportamiento: los niños pequeños requieren mucho contacto físico en su cuidado, y no pueden ser aislados cuando están enfermos.

“El estudio demuestra claramente que sí existe la transmisión por parte de los niños a otros miembros de la familia, por lo que se deberá reflexionar acerca de cómo se manejará el tema de las escuelas y clases presenciales”, comenta Zoe Hyde, epidemióloga de la Universidad de Western Australia.

Este estudio llevado a cabo por investigadores de Salud Pública de Ontario, se basó en casos de Covid-19 y test positivos en Ontario, desde junio a diciembre de 2020. Se enfocaron en 6.280 hogares en donde la primera persona de la familia registrada en tener Covid tenía menos de 18 años. Luego, buscaron casos secundarios (de otros miembros del hogar) que se habían contagiado dentro de las siguientes dos semanas.

En la mayoría de los casos, la cadena de transmisión se detuvo en el menor infectado, pero en un 27.3% de los hogares, los niños contagiaron el virus a por lo menos otro residente de ese hogar.

Los adolescentes (14-17 años) eran los que mayoritariamente traían el virus a la casa. Pero las probabilidades de transmitir el virus a otros miembros del hogar eran 40% más altas cuando el niño tenía 3 años o menos, en comparación con el adolescente.

Los expertos indican que los resultados tienen que ver con diferencias en su comportamiento: los adolescentes fuera de casa podrían estar pasando mucho tiempo con amigos, lo que explicaría por qué son más propensos a contagiarse primero en comparación al resto de los miembros del hogar.

Por otro lado, los niños pequeños necesitan estar en contacto físico con otros en su hogar, en adición de frecuentemente tocar todo lo que encuentran, lo que puede ayudar a transmitir el virus.

Shares
Share This