Enfermedades de transmisión sexual: verrugas genitales

Jun 10, 2021

Las afecciones en el área genital suelen ser preocupantes para los hombres y mujeres que las sufren. Una de ellas, que se transmite a través de contacto sexual, son las verrugas genitales: son muy comunes y tienen relación con el virus del papiloma humano (VPH). 

Las verrugas genitales son molestas, no suelen ser peligrosas y se pueden tratar. Estas se encuentran en la vagina (o cerca) o en el pene, y es una de las infecciones de transmisión sexual más comunes.

El virus del papiloma humano (VPH) causa las verrugas genitales, las cuales se manifiestan en pequeñas protuberancias de color carne. En algunos casos, son demasiado pequeñas para ser visibles.

Cómo identificarlas

Mucha gente infectada por el VPH puede acabar desarrollando verrugas, las cuales suelen aparecer al cabo de varios meses (incluso años) de haberse infectado con el virus. 

Estas pueden aparecer en o cerca de la vulva, vagina, cérvix o ano en las mujeres, y del pene, escroto o ano en los hombres. También pueden aparecer en la boca o garganta, en caso de que haya habido contacto sexual oral con una persona infectada.

Las verrugas pueden sobresalir o ser planas, ser pequeñas o grandes. Hay veces que toman forma similar a la de una coliflor (varias verrugas muy cerca una de otra). La mayoría de las veces no provocan dolor, pero sí puede causar comezón, sangrado y/o ardor.

Por qué surgen

El virus del papiloma humano puede manifestarse de muchas maneras distintas, una de ellas son las verrugas genitales. Los VPH que causan cáncer no son los mismos que causan las verrugas genitales, normalmente.

El VPH es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) muy común, que muchas veces desaparece sola. Algunos tipos del virus de alto riesgo pueden convertirse en cáncer si no se trata a tiempo, mientras que otros pueden causar verrugas en la zona genital.

Las verrugas genitales se contagian por el contacto piel con piel con una persona infectada. Se pueden transmitir incluso cuando no hay verrugas visibles, y hasta podría contagiar a un bebé durante el parto vaginal.

Estas verrugas no son las mismas que aparecen en otras partes del cuerpo.

Hay algunos factores que aumentan el riesgo de infección:

  • Tener relaciones sexuales con personas distintas.
  • Haber tenido otra ETS.
  • Tener relación sexual con una persona que no tiene sus pruebas de ETS al día.
  • Tener un sistema inmunitario débil.
  • Tener relaciones sexuales en edad temprana.

Es difícil detectar si uno está infectado por el virus del papiloma humano, pues el virus puede permanecer en el cuerpo varios meses o años antes de desarrollar algún síntoma. La mayoría de las veces, el VPH desaparece por sí solo dentro de 2 años luego de contraer la infección.

Si notas una verruga en la zona genital, acude a un especialista para que te realice pruebas y recibas tratamiento.

¿Tienen tratamiento?

A veces el sistema inmunitario elimina las verrugas en unas semanas o meses. Sin embargo, en ausencia de verrugas, el VPH puede seguir estando activo y las verrugas pueden volver a aparecer. 

Un profesional de la salud puede diagnosticar las verrugas genitales fácilmente.

Como mencionamos, por lo general en un plazo de 2 años el VPH desaparece por completo del cuerpo. 

Para eliminar o aliviar las verrugas genitales, el especialista podría recomendar medicamentos, frío o calor, cirugía u otras medidas. Sin embargo, esto puede eliminar las verrugas temporalmente, pero para que sea permanente se debe tratar el VPH.

El virus del papiloma humano se puede prevenir con una vacuna. En el caso de que una persona ya haya tenido un tipo de infección por el VPH, la vacuna puede proteger de otros tipos de este virus.

Otras formas de prevenir las verrugas y el VPH en general, son: no mantener relaciones sexuales con personas que no tienen sus exámenes de ETS al día y utilizar condón (aunque no cubre todas las áreas donde puede vivir este virus).

Shares
Share This