¿Puedo quedar embarazada durante el período de lactancia?

Mar 9, 2020

Uno de los grandes mitos sobre maternidad es que amamantar sirve como método anticonceptivo, es decir, que una mujer que está en periodo de lactancia no puede quedar embarazada. ¿Es este mito, realidad o ficción? Y, ¿por qué?

Cada vez más son las parejas que no usan ningún tipo de anticonceptivo durante los primeros meses post-parto, ya que creen que durante la época de lactancia materna es imposible quedarse embarazada. Este pensamiento se construye de la base de que como muchas mujeres no menstrúan cuando recién tuvieron un bebé, no están ovulando. Sin embargo, lo que le pasa a tu cuerpo no es tan simple, ya que quedarse embarazada durante el período de lactancia sí es posible

Durante el embarazo las mujeres dejamos de ovular, ya que se elevan los niveles de estrógenos y progesterona, lo que inhibe el proceso de ovulación. Luego del nacimiento del bebé, los niveles bajan, por lo que el cuerpo se prepara para volver al ciclo fértil. Este período se conoce como puerperio y dura al menos unas 6 semanas, por lo que una madre que no da pecho suele comenzar a menstruar alrededor de los 2-3 meses post-parto. Pero una madre que sí amamanta a su hijo pasa por un proceso totalmente distinto.

Amenorrea por lactancia

Al momento de tener a tu bebé, el cuerpo de a poco se empieza a recuperar para volver a su ciclo menstrual. Sin embargo, la naturaleza le da prioridad a tu hijo que acaba de nacer y permite que te concentres en él y lo alimentes con lo que mejor puedes ofrecerle: leche materna.

Durante la lactancia materna se generan hormonas que interfieren con la ovulación pues la succión continua del bebé sobre el pezón inhibe la actividad hormonal ovárica. Si eliges darle leche preparada de fórmula, dejarás de producir leche materna y comenzarás a menstruar en unas pocas semanas luego del nacimiento del bebé.

Pero si amamantas a tu hijo frecuentemente y exclusivamente con leche materna directo del pecho, tu ovulación estará detenida y las posibilidades de embarazarte son bajas. Este “método anticonceptivo” se llama MELA, pero no es 100% eficaz y para que funcione lo mejor posible hay ciertas reglas.

1.- Lactancia materna exclusiva: el método MELA es efectivo si tu hijo se alimenta solamente de tu leche a libre demanda. No permite alimentación mixta, ni siquiera agua

2.- Debe tomar directamente de tu pecho: no uses sacaleches, la acción de succionar tiene mucho que ver con la producción de las hormonas que inhiben la ovulación, ya que bloquea la actividad hormonal sobre el hipotálamo.

3.- Debes amamantar cada 4 horas durante el día y cada 6 horas durante la noche. Si lo haces con menos frecuencia pierde efectividad.

4.- Solo puede usarse como método anticonceptivo los primeros 6 meses de vida del bebé o hasta que vuelvas a menstruar.

5.- Es importante que sepas que no es un método 100% efectivo. Aproximadamente 2 de cada 100 mujeres que usan MELA se quedan embarazadas durante los primeros 6 meses post-parto. 

6.- Si sigues estos requisitos con exactitud puede que no vuelvas a ovular hasta las 27-38 semanas post-parto.

De todos modos, cada cuerpo es distinto y cada ciclo también. Debes consultar con tu ginecólogo acerca de si eres candidata para utilizar el método MELA.

¿Ovulación sin regla?

Ahora bien, que no hayas menstruado no significa que no te puedes quedar embarazada, ya que la ovulación suele ocurrir dos semanas antes de que comience el sangrado. Por lo tanto, que no hayas menstruado el mes anterior, no significa que no vayas a ovular el mes siguiente. 

No tener la regla no significa que no se pueda producir el embarazo. Es importante saber por qué se está produciendo la amenorrea. En el caso en cuestión, es debido a que el cuerpo está en periodo de lactancia materna, pero esto es una causa temporal por lo que en cualquier momento se podría restablecer la ovulación.

¿Cómo saber si estás ovulando en periodo de amenorrea? Estas son algunas señales:

  • Dolor de abdomen, hinchazón.
  • Cambios en el flujo vaginal. Posibilidad de manchado leve.
  • En algunos casos, aumento de la líbido.
  • Pechos sensibles.
  • Sentidos más intensos y/o receptivos.

No te olvides que también puedes monitorear tu fertilidad a través de distintos métodos.

Embarazo durante la lactancia

Como vimos anteriormente, el embarazo durante el período de lactancia sí es posible, sobretodo si no se amamanta de manera exclusiva y de manera frecuente. En cualquier minuto puedes comenzar a ovular, por lo tanto, a ser fértil nuevamente. Si te quedas embarazada en esta etapa puede que no te des cuenta, ya que la señal más obvia es dejar de menstruar, pero…¡antes tampoco estabas menstruando! Así que, ¿cómo saber si estoy embarazada durante el período de lactancia? 

Aquí 3 signos claros para que puedas identificar tu embarazo:

  • Disminución de la producción de leche materna: en general, la cantidad de leche disminuye. Además, la apariencia y sabor de tu leche puede cambiar. Observa si tu bebé se está quedando con hambre o no quiere tomar.
  • Mayor sensibilidad en los pechos y pezones: esto ya es un síntoma común del amamantamiento, pero debes buscar irritación y enrojecimiento extra. 
  • Fatiga: el estrés que está sufriendo tu cuerpo debido al embarazo durante un período de recuperación post-parto puede producir que sientas fatiga.

Si quedas embarazada y aún sigues en período de lactancia con tu bebé, puedes continuar dando pecho mientras no haya riesgo de pérdida ni sientas contracciones durante la toma. Naturalmente puede que tu bebé se destete, ya que el sabor de tu leche puede cambiar.

Métodos anticonceptivos compatibles con la lactancia

Como vimos, las probabilidades de quedarse esperando un bebé bajan solo si la lactancia materna se produce de manera directa, exclusiva y frecuente. Si este no es tu caso y no quieres quedarte embarazada, puedes utilizar otro método anticonceptivo.

Es importante que sepas que hay algunos métodos que no son recomendables de usar durante época de lactancia. Los que sí suelen permitirse son los de barrera, como el condón, DIU o diafragma, y los hormonales en base de progesterona. Estos no interfieren con la producción de leche materna.

Recomendamos que acudas a la ayuda de un profesional para tomar decisiones que podrían interferir con tu salud y la de tu bebé.

 

Shares
Share This