Diferencias entre infección y hongos vaginales

Mar 23, 2020

La infección vaginal (candidiasis) y la infección urinaria (cistitis) son dos molestias comunes en las mujeres, pero cada una de ellas afecta a una zona diferente y tienen tratamientos muy distintos. Sin embargo, algunos síntomas y causas pueden ser parecidas, es por eso que suelen confundirse. ¿Quieres saber cuál es cuál y cómo diferenciarlas?

Las molestias en la zona genital de la mujer pueden ser un tema muy incómodo, pero frecuente. Muchas veces puede dar vergüenza hablar del tema con amigas, pareja, o pedir ayuda de un profesional, lo que puede agravar la situación por no tratarlo a tiempo. Tranquila, a la mayoría de las mujeres les pasa y en general todo tiene solución. 

Dolor, picor y/o ardor en la vagina puede significar muchas cosas. A veces es una sensación momentánea, otras puede ser permanente y otras se vuelve insoportable. Lo primero que se recomienda es que acudas a un médico: te hará los exámenes correspondientes y te recetará algo para sanar la infección. Por mientras, si quieres intentar entender las causas e identificar los síntomas, lee esta guía que te puede ayudar a sentirte comprendida.

Las infecciones

La infección vaginal (hongos) es llamada candidiasis, y está causada por un hongo que está presente de forma natural en el cuerpo, por lo general en la boca o intestinos. Comúnmente el sistema inmune impide que la Cándida (el nombre del microbio) se multiplique causando daño en la persona. Sin embargo, esto puede suceder cuando nuestro sistema inmunológico está débil.

Por otro lado, la infección urinaria, también conocida como cistitis, es otra patología muy común y que afecta a la vejiga. Aunque puede darle también a los hombres, es más frecuente en ellas ya que las mujeres tienen la uretra más corta. Esta infección se trata de una inflamación aguda en la vejiga causada por una bacteria, que suele ser la Escherichia Coli, presente en el colon. 

Cuando esta bacteria se expande se puede introducir en las vías urinarias y llegar hasta la vejiga, provocando la cistitis. Un 60% de las mujeres tiene al menos una cistitis durante su vida. 

Síntomas similares

A pesar de que son dos infecciones de bacterias que tienen tratamientos diferentes, ambas tienen algunos síntomas en común que hace difícil distinguirlas.

El principal síntoma y más característico de la infección de vías urinarias es que da una sensación de ganas de orinar aunque no haya orina en la vejiga. Además, al orinar pica y arde. Otros síntomas comunes son enrojecimiento de la vulva, picor vaginal, color anormal de la orina y/o posible aparición de sangre en ésta.

En situaciones más graves puede aparecer fiebre, lo que indicaría que la infección ha alcanzado los riñones. Además se pueden sentir náuseas, ganas de vomitar y dolor en la espalda.

El síntoma más común de una candidiasis vaginal es picazón extrema en la vagina y sus alrededores. Otros síntomas son: irritación, enrojecimiento e hinchazón de la vulva, sensación de ardor al tener relaciones sexuales o al orinar, secreción vaginal acuosa, espesa, blanca y/o con mal olor.

¿Qué las causa?

Lo otro que tiene en común la infección urinaria con la vaginal son sus causas. Veamos los factores de riesgo que incrementan la proliferación de las bacterias en el genital femenino, creando así las infecciones urinarias y vaginales.

Candidiasis

(hongos vaginales)

Cistitis

(infección urinaria)

Sistema inmunológico débil (por VIH o quimioterapia, por ejemplo)Sistema inmunológico débil
Defensas bajas (por estrés o ansiedad, por ejemplo)Dieta desequilibrada
Padecer enfermedad como diabetes u obesidadPadecer diabetes
Cambios hormonales (mujeres embarazadas son más proclives a formar esta infección, por ejemplo)Embarazo
Tomar antibióticosDeshidratación
Higiene incorrecta del genitalFalta de higiene
Utilizar tamponesUso de tampones o diafragma
Usar ropa interior o pantalones muy ajustados (y de otro tejido que no sea algodón)Utilizar ropa ajustada (puede aumentar la temperatura y humedad de la zona)
Se puede contagiar a través de una relación sexualSexo vaginal luego de haber realizado sexo anal
Quedarse con el traje de baño mojado por varias horas
Aguantarse la orina

Tratamiento y cómo evitarlas en un futuro

Sí se pueden prevenir las infecciones de orina. Los principales consejos son beber mucha agua, no aguantarse las ganas de orinar y hacerlo después de cada relación sexual. Otro tip que dan los profesionales es luego de ir al baño limpiarse con papel higiénico desde adelante hacia atrás. Esta infección se trata con antibióticos orales.

Por otro lado, el tratamiento de los hongos vaginales se realiza con antifúngicos, puede ser en forma de crema o óvulos (cápsulas que se introducen por la vagina). Para prevenirlos es importante evitar la humedad en la zona, el uso innecesario de antibióticos y el exceso de lavados vaginales. Se recomienda además utilizar una crema hidratante calmante todos los días para proteger la piel alrededor del área vaginal

Con un tratamiento bajo supervisión médica correcto, la candidiasis y sus síntomas pueden ser aliviados en tres días. Durante el embarazo o el periodo de lactancia se sugiere consultar con su médico para ver qué  remedios son los mejores en su situación.

Si sientes síntomas como los descritos u otra molestia vaginal, se recomienda ir al médico para identificar la enfermedad y realizar un tratamiento adecuado.

Shares
Share This