Dentición: tips para aliviar el dolor de encías de tu bebé

Jun 30, 2020

La salida de los primeros dientes de un bebé puede ser una experiencia molesta para él y para los padres, ya que muchos no saben muy bien qué hacer para calmarlos. Aquí recopilamos información sobre el proceso de dentición y qué cosas le pueden aliviar el dolor.

Cuando el bebé llora, los padres tienen que actuar como adivinos para saber qué les pasa. Puede ser hambre, sueño o simplemente maña. Pero llegan a una edad en que lo más probable es que su irritabilidad se deba a que le están saliendo sus dientecitos.

Al ir creciendo, los dientes buscan salir y para eso deben romper la encía, lo cual puede ser doloroso para un bebé. Esto hace que se muestre irritable, inquieto y muy sensible.

¿Cuánto dura? ¿Qué puedo hacer para calmar el dolor? Si tu hijo está pasando por esta etapa y quieres que sea lo menos terrible posible (para todos), te recomendamos seguir algunos consejos.

El proceso de dentición

Algunos síntomas asociados con la salida de los dientes, como llantos frecuentes o mal sueño, se asocian también con otras causas, por lo que puede ser difícil distinguir si el malestar viene debido a la dentición o no.

Cerca de los 6 meses de vida es cuando empiezan a salir los primeros dientes. Hay excepciones: algunos nacen con alguna pieza dental, otros no lo experimentan hasta el año.

Sobre el dolor: hay algunos bebés que lo sufren mucho, otros no. Puede durar poco o repetirse a medida que van saliendo los siguientes dientes.

Hay cierto orden en el que van apareciendo los dientes, sin embargo no es estricto y puede variar entre bebés. Si crees que la dentición de tu hijo se retrasa mucho, consulta con su pediatra.

Orden usual de aparición:

  • 6-10 meses: aparecen primeros los dos dientes incisivos inferiores centrales, casi al mismo tiempo. 
  • 8-12 meses: aparecen los incisivos superiores centrales.
  • 9-13 meses: empiezan a emerger los dientes incisivos laterales superiores. Debería tener 4 dientes en la parte de arriba.
  • 10-16 meses: salen los incisivos laterales inferiores. 
  • 13-19 meses: aparecen los primeros molares en la parte superior.
  • 14-18 meses: salen los molares de abajo.
  • 16-22 meses: aparecen los colmillos, llenando los espacios entre los incisivos y las muelas.
  • 17-23 meses: llegan los caninos inferiores.
  • 23-33 meses: aparecen los últimos dientes: los segundos molares en la parte trasera inferior y superior.

Alrededor de los 3 años, el bebé debería tener un juego completo de 20 dientes de leche, que mantendrá hasta los 6-7 años.

Señales de que le están saliendo los dientes

Cuando los dientes empiezan a salirle a tu bebé, puede causar molestias en él, por unos días o quizás algunos meses. Los síntomas más habituales ante la aparición de los primeros dientes, y que debes tener en cuenta para detectar su causa, son los siguientes:

  • Encía enrojecida e hinchada: cuando les salen los dientes, ejercen una presión que inflama la encía, por lo que se vuelve sensible y duele cuando uno les toca las encías.
  • Babeo excesivo: al tocarse con la lengua las encías inflamadas, empiezan a segregar más saliva. Esto puede producir que empiece a babear, lo que genera dos cosas: lo primero, que se le irrite el mentón por la acumulación de saliva en la zona. Para esto lo mejor que puedes hacer es ponerle un babero. Lo segundo puede ser que se le irrite también el potito, ya que la dentición suele cambiar el pH de la saliva, por lo que al tragarla y luego defecar u orinar puede ser muy ácido para su piel. Se recomienda cambiar el pañal frecuentemente.
  • Masticar objetos: al tener las encías inflamadas, morder un objeto les puede aliviar.
  • Aumento de la temperatura: lo normal es que sea un aumento ligero, sin llegar a ser fiebre. Si presenta un cuadro febril, se debe acudir a un pediatra.
  • Irritabilidad: es frecuente que al tener molestias y dolor en las encías, se muestran nerviosos e intranquilos, y llore seguido sin poder calmarlos.
  • Problemas para dormir: puede tener problemas para conciliar el sueño debido al dolor y molestias.
  • Dificultad para comer/Falta de apetito: es posible que muestre disgusto a la hora de comer por culpa del dolor de las encías.

Las molestias suelen desaparecer cuando el diente sale y deja de presionar la encía.

Qué hacer para aliviarles

Para calmar o reducir las molestias que causa el proceso de dentición, sigue los siguientes consejos:

  • Mordedores que pueden enfriarse en la nevera: el frío tiene efecto antiinflamatorio, por lo que pueden ser muy eficaces en atenuar las molestias y dolor de encías.
  • Masajear: con el dedo índice puedes masajear sus encías.
  • Gel para aliviar las molestias: al masajear, podemos agregar en nuestro dedo un gel indicado para la dentición.
  • Darle contención: durante este período están muy sensibles, y a veces lo mejor es darles mucho cariño y mimos para que se sientan acompañados.

Higiene dental

Los nuevos dientes del bebé deben ser bien cuidados para evitar que se acumulen restos de comida y bacterias en la boca:

  • Durante la dentición: pasa un paño suave o un dedal por las encías del bebé después de la comida y antes de acostarlo.
  • Cuando ya tenga los primeros dientes: usa un cepillo de dientes suave especial para bebés y lava sus dientes dos veces al día. 
  • Desde los 2-3 años de edad, comienza a usar una pequeña cantidad de pasta dental.
  • Controles dentales regulares: se recomienda una primera visita al dentista al año de edad.

Los chupetes pueden desalinear su dentadura, por eso se recomienda el uso de chupetes ortopédicos que reducen presión en la mandíbula y los dientes.

Shares
Share This