¿Cómo hacer de la dentición del bebé algo divertido?

Feb 17, 2019

Una de las etapas más emocionantes en nuestros bebés es la de la dentición. Ver cómo empiezan a brotar sus dientecitos, y saber que dentro de muy poco empezarán a comer alimentos sólidos, ricos y nutritivos, es motivo de alegría. Sin embargo, también nos empieza a angustiar la sensibilidad y el llanto de nuestro guagua. ¡Pero no dejes que la preocupación opaque tu alegría! Entérate cómo tu bebé y tú pueden disfrutar al máximo este proceso.

En esta entrada te contaremos en detalle qué es realmente la dentición, cuáles son las inquietudes y problemas que pueden surgir al momento de la aparición de los primeros dientes y, además, te enseñaremos algunos trucos y elementos que te pueden ayudar a aliviar los malestares de tu guagua, para que puedas estar tranquila y feliz al saber que estará bien.

La dentición del bebé ¿Qué es?

El proceso o etapa de dentición de nuestros guaguas consiste en la aparición de sus dientes temporales, conocidos también como dientes de leche. Estos empiezan a brotar entre los 4 y 7 meses de edad, aunque, en algunos casos, la aparición del primer diente puede tener lugar alrededor de los 12 meses.

En total son 20 dientes de leche los que deben tener nuestros bebés, los cuales deberían estar completamente expuestos a los 3 años, aproximadamente; edad en la que, comúnmente, se termina el proceso de dentición infantil. Generalmente, los primeros dientes en salir son los incisivos frontales, superiores e inferiores; posteriormente los incisivos laterales, superiores e inferiores; y, finalmente, los molares y caninos, superiores e inferiores, (colmillos).

Problemas frecuentes de la dentición

Probablemente ya has escuchado, o vivido por experiencia propia, que la dentición no siempre es tan feliz, debido a a los síntomas adversos que experimentan nuestros guaguas. Sin embargo, en muchos casos, puede que el bebé pase esta etapa sin inconvenientes.

Ahora, sea que tu guagua sienta, o no, dolor, por la salida de sus dientecitos, estos son algunos de los problemas que se suman a esta etapa:

  • Riesgo de infecciones y enfermedades gastrointestinales. Durante la dentición, todos los bebés sufren de picazón y molestia en las encías. Para unos, esta incomodidad puede ser más o menos soportable, mientras que, para otros no; pero lo cierto es que, por instinto, nuestros guaguas buscan aliviar este síntoma llevándose todo lo que se les atraviesa a la boca.

Por esta razón, tu bebé puede entrar en contacto con bacterias e impurezas, alojadas en los elementos que muerden o chupan, las cuales pueden afectar su salud.

  • Irritabilidad. La inflamación en las encías es normal en nuestros bebés durante la dentición, pero no por ello deja de causar dolor y comezón. Así que, aunque no todos presentan el mismo grado de intensidad de dolor, en la mayoría se producen evidentes cambios de ánimo; siendo el llanto y la irritabilidad los estados más frecuentes.
  • Alteraciones en el sueño. Como consecuencia del dolor y la irritabilidad, se puede ver alterado el patrón de sueño de tu guagua. Podrás notar que su sueño se hace más liviano y que con cualquier ruido, por mínimo que sea, se despierta; incluso, hasta lograr que se duerma puede ser un desafío.

Cabe acotar que, aunque muchos asocian la fiebre y la diarrea con la aparición de los dientes, lo cierto es que estos dos indicios, según la Academia Americana de odontología pediátrica (AAPD), no son propios de la dentición. Por lo tanto, es muy importante que, en caso de que tu guagua presente fiebre o diarrea, acudas al pediatra, para que este determine qué puede estar causando este tipo de problemas en su salud.

Haciendo de la dentición un proceso divertido

Ya viste que la dentición conlleva algunas consecuencias, hasta mucho antes de la aparición de los primeros dientes, como la salivación excesiva que se presenta a los 3 meses de edad, aproximadamente. Sin embargo, ¡no hay por qué preocuparse! Hoy existen diferentes elementos y técnicas efectivas para aliviar el malestar de tu bebé y prevenir problemas mayores.

Por ejemplo, como impedir que tu bebé se lleve todo a la boca, para rascarse o hacer presión en las encías, parece una misión imposible, la mejor solución será mantener muy limpios y esterilizados los elementos que frecuentemente introduce en su boca (que no representen riesgo de intoxicación o asfixia), además de comprarle aros o mordedores de gel frío.

Trucos y elementos prácticos para estimular la dentición

Para hacerte este proceso más sencillo, te dejamos una lista con algunas de las técnicas y elementos que debes incluir en el cuidado de tu guagua para que se sienta mucho mejor:

  • Utiliza aros o mordedores, especialmente los de frío por su efecto calmante, con formas entretenidas para tu bebé
  • Frota las encías y dientes de tu guagua con un dedal de higiene bucal. Este no solo estimula la dentición y alivia el dolor, también ayuda a mantener las encías y dientes libres de restos de comida y bacterias
  • Dale una tostada o trozos de fruta congelada, que no pueda introducir totalmente en su boca para evitar asfixia. Esta permitirá que tu bebé se rasque las encías, mientras estimula el crecimiento de los dientes y alivia el dolor y la inflamación. Además, seguro le gustará sentir el sabor de algo nuevo en su paladar

Ten en cuenta que el uso de analgésicos para bebés, como el acetaminofén o paracetamol, debe ser autorizado por el pediatra, para calmar el dolor o ayudar a conciliar el sueño en una noche particularmente complicada.

Por último, no olvides que debes llevar a tu bebé al odontólogo tan pronto tenga su primer diente, para prevenir la formación de caries a partir de sus recomendaciones sobre el uso del cepillo, el hilo dental y la pasta de dientes, así como para evaluar el desarrollo dental de tu guagua.

Shares
Share This