Lo que debes saber sobre la lactancia mixta

Jun 3, 2020

La lactancia mixta se refiere a cuando el bebé es alimentado tanto con leche materna como con leche artificial. Ya sea porque la madre no produce la leche suficiente para saciar al bebé o por un tema práctico, la lactancia mixta entrega muchos beneficios que explicaremos a continuación.

En general se piensa que hay dos opciones principales de alimentación: lactancia materna exclusiva o lactancia artificial exclusiva. Dar pecho se considera como la opción principal debido a las enormes ventajas que tiene la leche materna y el momento íntimo que se vive con el bebé durante la toma.

Pero hay un tercer tipo de lactancia: la lactancia mixta, que combina ambas maneras de alimentación, lo cual puede ser muy beneficioso en ciertos casos.

Leche materna vs leche en fórmula

Se sabe que la leche materna es invencible. Los expertos la consideran la mejor opción nutricional para los bebés. Sin embargo, hoy en día hay muchas opciones sucedáneas que simulan la leche materna y no producen deficiencias nutricionales en el bebé, lo que puede ayudar mucho para aquellas mamás en que la decisión de dar pecho se basa en criterio de comodidad, estilo de vida y situaciones médicas.

Leche materna:

  • Los bebés amamantados contraen menos infecciones debido a que los anticuerpos de la madre pasan al bebé, reforzando su sistema inmunitario. 
  • Facilita la digestión: los componentes de la leche materna como la lactosa, proteína y la grasa, son más fáciles de digerir para un recién nacido.
  • Gratuita: una ventaja importante de considerar ya que el precio de la leche en fórmula va en aumento. No necesitarás comprar mamaderas, tetinas ni otros complementos.
  • Apego: la experiencia íntima que se establece con sus bebés cuando son amamantados puede contribuir al vínculo emocional madre-hijo.
  • Beneficiosa también para la madre, ya que quema calorías y ayuda a que el útero se encoja. Otros estudios indican que la lactancia materna ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama, hipertensión, diabetes, entre otras enfermedades.

 

Por otro lado, algunos retos de la lactancia materna pueden ser:

  • Incomodidad, molestia y dolor: algunas mamás sienten dolor en el pezón y pechos cuando el bebé se agarra, sobre todo durante las primeras semanas. Esto es absolutamente normal y con ayuda de un consultor de lactancia puede mejorar.
  • Tiempo: la lactancia materna exige mayor cantidad de tiempo, al contrario de la leche en fórmula que hace que la toma sea más expedita debido a la mayor facilidad de succión del bebé en la mamadera. Además, los bebés amamantados necesitan alimentarse más a menudo ya que la leche materna se digiere más deprisa.
  • Algunas mujeres que dan pecho deben tener cuidado con lo que comen y beben, ya que se puede transmitir a su bebé a través de la leche materna.

 

Leche en fórmula:

  • Las leches infantiles contienen todos los nutrientes necesarios para el desarrollo del bebé. Sin embargo, no se reproduce la composición exacta de la leche materna, ya que cada sustancia es distinta en cada madre.
  • Comodidad y flexibilidad: cualquier de los padres o cuidadores puede darle la mamadera en cualquier momento. Esto permite mayor involucración de la pareja en esta etapa del bebé y más tiempo libre e independencia para la mamá. Además puede administrarse en cualquier lugar, sin la necesidad de buscar un lugar más reservado para amamantar.
  • Menos tiempo dedicado: en general el bebé toma más rápido de la mamadera, y necesita menos frecuencia en las tomas.
  • Dieta de la madre: no interfiere con la alimentación de la mamá.

 

Algunas de sus desventajas son:

  • Carece de anticuerpos que contiene la leche materna, por lo que no proporciona al bebé la protección contra infecciones.
  • Requiere planificación e implementos: la leche materna suele estar siempre disponible, fresca y a la temperatura adecuada. Mientras que la leche artificial necesita organización para asegurarse de que se tiene lo que se necesita, en buen estado y esterilizado.
  • Precio: el costo de alimentar a un bebé con leche fórmula básica puede ser muy alto comparado con la producción natural y gratuita de la leche materna.
  • Puede producir gases y estreñimiento.

Lo mejor de ambos mundos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida. A partir de entonces, se puede iniciar la lactancia mixta como parte del proceso hacia la transición de la alimentación con mamadera.

La lactancia mixta es un equilibrio entre ambas lactancias ya que el bebé toma ambos tipos de alimentos. Muchas veces se elige porque el bebé reclama más alimento luego de amamantar, o por necesidades laborales, médicas o sociales de los padres.

Hay opciones de lactancia mixta:

  • Alternar las tomas: dar tomas exclusivas con leche materna, y otras exclusivas con el preparado.
  • Mamadera como complemento del pecho: se ofrece leche en fórmula cuando se acaba con el pecho. 

Para comenzar con una lactancia mixta se debe introducir la leche artificial de manera gradual, para que ambos tengan tiempo para adaptarse al cambio. Ofrécele mamadera cuando el bebé esté relajado y contento, para que lo acepte mejor. No lo fuerces.

Se piensa que el bebé obviamente preferirá la toma del pecho ante la opción de la mamadera. Sin embargo, hay muchos bebés que prefieren la mamadera. Esta preferencia tiene que ver con que la leche en la mamadera sale constantemente y requiere poco esfuerzo del bebé.

Shares
Share This