Cómo cuidar la zona del perineo durante el posparto

Nov 27, 2020

Durante el parto vaginal se puede generar un desgarro perineal o una episiotomía, las cuales requieren puntos de sutura para unir y garantizar una correcta cicatrización. Lo anterior conlleva un tiempo de recuperación de la zona perineal y ciertos cuidados para evitar complicaciones.

El periné es el área entre la vagina y el ano. Limpiar de manera adecuada y cuidar el periné después de tener un bebé es parte importante del puerperio. Algunos partos vaginales conllevan irritación y molestias en la zona, lo cual debe ser monitoreado para una recuperación correcta.

Sobre la episiotomía y el desgarro perineal

El periné realiza funciones de continencia, es decir, controla nuestros esfínteres. Además, su tono muscular influye en la satisfacción de las relaciones sexuales. El piso pélvico sostiene órganos como la vejiga, recto, vagina y útero, y es fundamental en el parto pues a través y gracias a él se expulsa al bebé.

Durante un parto vaginal, la mujer puede presentar un desgarro perineal cuando sale el bebé por el canal vaginal. Esta laceración se forma de manera natural, y puede llegar a comprometer el músculo alrededor del recto.

También puede ocurrir que durante el nacimiento los médicos hayan realizado una episiotomía, es decir, una incisión en el perineo para evitar o controlar el desgarro durante el parto. Consiste en una cirugía menor que se realiza durante el trabajo de parto para ensanchar la abertura de la vagina, básicamente, y evitar que se comprometa el recto.

Ambas incisiones se unen luego del parto mediante una sutura.

Los cuidados perineales ayudan a que el periné sane más rápido y correctamente, evitan dolores relacionados y previenen infecciones. Debes consultar al especialista acerca de estos y hasta cuándo mantener los cuidados (usualmente, hasta 3 semanas después del parto).

Para fortalecer el suelo pélvico y prevenir lesiones del periné en el parto, ayuda adquirir ciertos hábitos durante el embarazo, etapa en la que la zona perineal recibe mucha presión:

  • Adopta una buena postura durante el embarazo, manteniendo una buena curvatura.
  • Evita situaciones que sobrecarguen el suelo pélvico y la zona lumbar, como cargar peso excesivo.
  • Realiza ejercicios que fortalezcan los músculos del abdomen, pues tienen un papel importante en el manejo de presión. Consulta con tu médico para ver qué ejercicios puedes realizar durante el embarazo.
  • Realiza ejercicios para fortalecer el periné, como los ejercicios de Kegel.

Hay que considerar que a pesar de realizar todos estos cuidados previos al parto, el desgarro o episiotomía puede igualmente ocurrir durante el nacimiento. Sin embargo, si has trabajado el periné durante el embarazo, la recuperación será mejor y más rápida.

Higiene y cuidados perineales

El cuidado del periné deben realizarlo todas las mujeres cuidadosamente durante las primeras semanas del postparto. Hayas tenido parto vaginal, cesárea, desgarro perineal o episiotomía, puntos o no: el cuidado especial se realiza igual, pues es parte de la recuperación física del puerperio.  

Algunos consejos y recomendaciones relacionados al aseo de la zona perineal son los siguientes:

  • Lava bien tus manos antes de realizar cuidados perineales.
  • Luego de usar el baño, enjuaga el periné con agua tibia. Un muy buen producto que puede ayudar son las botellas perineales (botella de mano a chorro): al aplicar el agua de manera suave en la zona genital, se mantendrá limpio y no habrá dolor al limpiar. 
  • Secar palmeando el área con toques suaves usando papel sanitario suave o paños de algodón. Empezar en la vagina y luego moverse hacia el recto.
  • Usa una toalla perineal pues es posible que hayan secreciones vaginales luego del parto. No toques la superficie interna de la toalla perineal. Cámbialas de manera seguida: cada 2 a 4 horas.
  • Lava tus manos después de realizar los cuidados perineales.
  • Toma baños de asiento con agua tibia. Debes esperar hasta 24 horas después del parto para hacerlo.
  • Mantener la zona de alrededor de los puntos de sutura limpia y seca es muy importante.

Algunos aspectos importantes sobre cuidados especiales de la zona perineal son:

  • Observa el periné con un espejo a diario para monitorear su evolución y observar la cicatrización. Hay que estar atentas a la aparición de posibles complicaciones como infecciones.
  • Acude a todos los controles pues es importante que especialistas revisen la zona. Sigue sus instrucciones, recomendaciones y medicamentos prescritos.
  • No es necesario retirar los puntos de sutura, pues la mayoría de las veces el cuerpo los absorberá por sí solo.
  • Espera seis semanas antes de utilizar tampón, tener relaciones sexuales o realizar una actividad que pueda romper los puntos de sutura.
  • Puedes utilizar compresas frías luego del nacimiento para disminuir la inflación y apaciguar el dolor.
  • Beber mucha agua e incluir fibra a la dieta evita el estreñimiento y ablanda las heces.
  • Realiza ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del piso pélvico. Puedes utilizar un ejercitador especial para ayudarte con los ejercicios. 
  • Utiliza ropa interior de fibras naturales, preferentemente de algodón. 
  • No pases mucho tiempo de pie o sentada. Lo ideal es dar paseos cortos y mover tus extremidades de manera frecuente.

La mayoría de las veces, las mujeres sanan sin problemas en unas semanas. Si el dolor empeora, expulsas coágulos de sangre grandes, la herida pareciera abrirse, te sientes débil o mareada, o presentas vómito y fiebre, acude al médico inmediatamente.

Shares
Share This