Cuándo y en qué orden salen los dientes del bebé

Sep 14, 2020

El proceso de dentición puede ser una etapa difícil e incómoda para el bebé, y muchas veces los padres se demoran en identificar por qué sus hijos están molestos. Aquí te ayudamos a reconocer los síntomas e información que deberías saber sobre la aparición de sus primeros dientecitos.

Cuando empiezan a aparecer los primeros dientes de leche, el bebé puede sentir ciertas molestias o hasta dolor intenso en sus encías. Saber qué esperar y qué cuidados especiales se deben realizar puede ayudar a aliviarles este proceso.

El proceso de dentición

Como todos los temas relacionados al desarrollo de un bebé, no hay una fecha exacta de cuándo le empezarán a salir los dientes de leche. Cada bebé tiene sus propios tiempos y procesos. No es poco común que algún bebé no tenga ningún diente al cumplir un año, mientras que otros comenzarán con el proceso cerca de los 4 meses.

Alrededor de los 3 meses de vida, los bebés tienen más saliva y se llevan las manos a la boca constantemente. Cerca de los 6 meses generalmente aparece su primer diente. La mayoría de los niños suelen tener todos sus dientes de leche (20) a los 3 años de edad.

Los primeros dientes que salen suelen ser los frontales inferiores. Luego los frontales superiores y después los incisivos laterales. Los colmillos y molares son los últimos en aparecer.

Hay ocasiones en que algunos bebés nacen con uno o dos dientes. No suele ser motivo de preocupación. Si luego de los 12 meses de edad no hay ningún diente, se recomienda llevar a un especialista para revisar el caso.

Señales de que le están saliendo los dientes

La dentición se basa en la aparición del hueso el cual abre su camino a través de la encía. Esto obviamente puede causar molestia en el bebé debido a la hinchazón de sus encías

Si tu bebé está pasando por esta etapa, es normal que presente los siguientes síntomas:

  • Ganas de morder todo lo que encuentran: o que no pare de meterse la mano en la boca. Al tener las encías inflamadas, puede aliviarles cierta presión con algún objeto.
  • Babeo intenso: debido a lo anterior y al tener la boca abierta por muchos ratos, aumenta la salivación, lo que puede causar heridas o sequedad en la piel que rodea su boca.
  • Encías inflamadas: puedes comprobarlo mirándolas (podrían estar rojas) o tocándolas suavemente con tu dedo.
  • Irritabilidad: hay algunos bebés a quienes la dentición les resulta dolorosa. Es por esto que podrían experimentar irritabilidad y llanto
  • Alteración de los patrones de sueño: debido a las molestias e incomodidad por tener las encías hinchadas, el bebé podría dormir peor de lo normal o costar quedarse dormido.
  • “Mamitis”: al estar adoloridos y no entender ni poder hacer nada al respecto, el bebé podría querer estar más en brazos. Lo mejor que puedes hacer es consolarlos.
  • Alimentación: algunos bebés presentan menos hambre de lo normal o les molesta comer ciertos alimentos.
  • Ligero aumento de la temperatura: debido a tener las encías sensibles e inflamadas, la dentición podría causar un leve aumento de la temperatura corporal del bebé. 

La dentición puede ser un proceso molesto, pero si tu bebé está muy irritable por un periodo largo de tiempo, o presenta fiebre alta o diarrea, consulta a tu médico

También puede que tu bebé no presente ningún signo y la dentición suceda de manera imperceptible para él.

Cuidados especiales

Como vimos, la dentición puede ser un proceso complicado para algunos bebés, por lo que todo lo que puedas hacer para aliviarles o consolarlos puede ayudar

  • Masajea sus encías suavemente, con los dedos limpios o guantes especiales. Estarás ayudando a aliviar el dolor.
  • Mordedores especiales para la dentición: suelen mantenerse en frío y ayudan a desinflamar. 
  • Humecta su piel alrededor de la boca y el cuello con crema especial para bebés. Debido al mayor flujo de saliva, podría tener sectores resecos.
  • Dale mucho cariño y distraelo, acúnalo y cárgalo a menudo. Organiza actividades que lo entretengan para que se olvide de la molestia.

No olvides que aunque son de leche, debes mantener una higiene adecuada en sus dientecitos para prevenir problemas a futuro:

  • Integra el flúor: es un mineral que ayuda a prevenir caries dentales y fortalece el esmalte de sus dientes. Cuando son muy pequeños no se recomienda usar pasta de dientes, pero lo bueno es que el flúor suele estar presente en el agua de la llave. Consulta a tu médico si es necesario incluir suplementos de flúor.
  • Limpia el primer diente con un paño con agua. También puedes usar un cepillo de dientes de dedo, o dedal. Al cabo de un tiempo puedes empezar a usar un cepillo de práctica que él mismo podrá manipular. Consulta a un especialista sobre cuándo usar pasta de dientes.
  • Chupete ortodóntico: usa un chupete especial para la etapa y así no desalinear sus dientes.
Shares
Share This