La copa menstrual: testimonios que logran que la ames o la odies

Ene 25, 2019

¿Cada vez que se acerca la menstruación sientes angustia? Es normal, existen muchas mujeres que sienten que ni las toallas ni los tampones cubren sus necesidades de higiene y sentido práctico. Por ello, te vamos a contar todo sobre la copa menstrual, un tesoro escondido para muchas y algo que otras sencillamente no usarían.

¿Qué es la copa menstrual?

Aunque para muchas mujeres son toda una novedad, la verdad es que este elemento flexible en forma de copa o embudo, capaz de almacenar en su interior todo tu flujo menstrual, data del año 1867. Sin embargo, los modelos que en ese entonces se utilizaban eran bastante rústicos.

Posteriormente, en 1930, se creó la primera patente de caucho vulcanizado. Pero, esta copa menstrual no tuvo tanto éxito en el mercado; primeramente, por el tabú que representaba para la mujer de la época la manipulación de sus genitales y, en segundo lugar, porque el material de fabricación era muy escaso.

Luego de varios prototipos registrados, en 1987 se presentó la copa menstrual de látex, la cual podía ser reutilizada y venía disponible en dos tamaños.

Para el 2000 ya teníamos los primeros diseños de silicona, un material mejor tolerado por las mujeres alérgicas al látex, totalmente sanitario y libre de agentes tóxicos o contaminantes para el cuerpo de la mujer.

Hoy en día, las copas menstruales que encuentras en el mercado están fabricadas en goma o silicona, siendo este último material el más recomendado. La gran mayoría son reutilizables y pueden durar hasta más de 6 años, lo cual es una gran beneficio en múltiples sentidos. Sin embargo, de estas ventajas te hablaremos ampliamente más adelante.

¿De qué está hecha la copa menstrual?

Como te comentamos anteriormente, la copa menstrual ha tenido una gran evolución a través del tiempo. En cuanto a su material, pasamos del caucho vulcanizado a componentes hipoalergénicos, ligeros, muy flexibles y fáciles de higienizar, como la silicona.

Por ejemplo, las copas menstruales Perigenic están elaboradas con elementos hipoalergénicos, libres de dioxina, BPA y látex. Su biocompatiblidad ha sido probada clínicamente y no liberan sustancias químicas que puedan irritar el canal vaginal.

Lo que las mujeres aman de la copa menstrual

El uso de la copa menstrual se ha extendido en los últimos años, por ello puedes encontrar muchos comentarios de adeptas o detractoras en las redes sociales más relevantes. Te sorprenderá la cantidad de mujeres que han comenzado a emplearlas con escepticismo y que, finalmente, han terminado amándolas.

Y es que para las mujeres este implemento sanitario se ha convertido en un sueño hecho realidad. ¡No es una exageración¡ Muchas han encontrado en la copa menstrual la manera de eliminar esas toallas higiénicas incómodas hasta para caminar. Dejando en el pasado los frecuentes cambios y el mal olor que desprenden tanto los tampones como las toallas, al mantener en su interior la sangre menstrual.

Por otro lado, si hablamos de economía y conciencia ambiental, seguramente te darás cuenta que la copa menstrual es la mejor opción para esta generación, en la que cada vez tomamos más conciencia de los efectos del consumismo y del daño que hacen nuestros desechos a todo el ecosistema.

Lo que las mujeres odian de la copa menstrual

La mayoría de las mujeres que han usado este implemento coinciden en que, la primera o primeras veces, les ha tomado bastante tiempo lograr ubicar la copa menstrual dentro de su canal vaginal.

Ahora bien, es importante considerar que el uso de la copa se hace particularmente difícil si tienes una anatomía vaginal que dificulte la colocación correcta de la misma, como por ejemplo un útero bajo o descendido.

Otra de las dificultades que algunas encuentran es el vaciado. Aunque con el uso de la copa puedes darte cuenta que realmente el flujo menstrual no es tan abundante como pensabas, puede llegar a ser incómodo tener que vaciar el contenido de la copa en baños que no son propios o de tipo público.

Encontrando un balance entre lo bueno y lo malo de la copa menstrual

Entonces te preguntarás, ¿qué pesa más, los pros o los contras? Para que analices tu caso particular, te dejamos sintetizadas las ventajas y desventajas de la copa menstrual:

¡Lo bueno!

  • Mejor higiene y salud. La copa menstrual, a diferencia de las toallas sanitarias y los tampones, mantiene el equilibrio del PH y la flora vaginal
  • No necesitas vaciar la copa con la misma frecuencia de cambio de las toallas o tampones. Mientras que una toalla o tampón se debe renovar cada 4 horas, la copa puede durar de 8 a 12 horas antes de tener que vaciarla y colocarla de nuevo
  • Son asequibles y ayudan a tu economía, ya que una sola copa te puede durar años. ¿Has pensado cuánto dinero te puedes ahorrar al no tener que invertir en tampones o toallas?
  • Vienen en diferentes tamaños para que elijas la más adecuada a tus dimensiones
  • Son tan cómodas y prácticas que puedes nadar, correr, hacer abdominales y toda la actividad física que desees
  • Discretas y sin olores que te delatan, gracias a que no absorben y mezclan el flujo menstrual con químicos que terminan emitiendo olores desagradables
  • No se ven y prácticamente no se sienten si están bien ubicadas
  • Su colocación es sencilla una vez que aprendes a hacerlo adecuadamente, de hecho, si has usado tampones no tendrás mayores problemas en este sentido
  • Es amigable con el medio ambiente. Al ser reutilizables puedes liberar al medio ambiente de desechos. Además, dejar de usar productos de protección fabricados con papel y sus derivados, ayuda a que menos árboles sean talados

Lo malo

  • Dificultad inicial para su colocación, especialmente si nunca has usado productos de implantación similar, tales como los tampones
  • Las mujeres con fibroides o patología de útero descendido pueden no lograr la colocación apropiada
  • Inconvenientes para vaciar el flujo almacenado en la copa cuando se está fuera de casa, ya que algunos baños tienen el lavabo o lavamanos en un área compartida, por lo que se haría poco discreto la limpieza de la copa. No obstante, el vaciado como tal se puede realizar en el inodoro o sanitario

Como ves, la copa menstrual tiene algunas particularidades, pero aún así, debido a todas sus ventajas, muchas mujeres de hoy recomiendan su uso a ciegas.

Si ya te animaste, ten en cuenta elegir unas copas menstruales hipoalergénicas y recuerda esterilizarlas siempre con agua hirviendo para asegurar su higiene. Quizás, luego de usarlas, la menstruación dejará de ser una angustia en tu vida.

Shares
Share This