¿Cómo prevenir una infección urinaria?

Jul 20, 2020

Las infecciones urinarias afectan comúnmente a las mujeres y son una pesadilla recurrente y molestosa. Sin embargo, el dolor e incomodidad que sufren las pacientes con esta infección se pueden evitar siguiendo 5 principales consejos que te mostramos a continuación.

Las estadísticas indican que la infección urinaria afecta mayoritariamente a las mujeres y que probablemente la sufrirás al menos una vez en la vida. De hecho, 1 de cada 3 mujeres tiene su primer caso antes de los 24 años, y el 30% del total padece infecciones urinarias de forma recurrente.

Los síntomas de esta enfermedad son dolorosos e incluyen ardor y picor en la zona, fuertes y frecuentes ganas de orinar y mal olor en la vagina. Además, puede derivar en una complicación al riñón. 

Lo bueno es que podría evitarse siguiendo recomendaciones dadas por especialistas, que ayudan a mantenerse lejos de las bacterias.

Limpiarse “desde adelante hacia atrás”

No es noticia que nuestras propias heces son fuentes de gérmenes y bacterias, por lo que luego de ir al baño debemos limpiarnos de manera estratégica: NO pases el papel higiénico por el ano y seguido, por la uretra. 

El movimiento correcto es desde adelante hacia atrás, pues si no estarás arrastrando gérmenes de la zona anal a la zona de la orina, lo que puede producir infecciones.

Tomar mucha agua

Es una recomendación que sirve para todo, la base de una dieta y metabolismo saludable: una abundante ingesta diaria de agua. En este caso ayuda mucho a prevenir infecciones urinarias ya que producimos más orina, y si hay más orina, se produce una mayor expulsión de los gérmenes hacia el exterior del cuerpo, fuera de la uretra.

No aguantarse las ganas y vaciar completamente la vejiga

El consejo anterior es contraproducente si no se sigue la regla de ir al baño apenas sientas la necesidad. Aguantarse la orina, especialmente con la vejiga llena, ayuda a la proliferación de gérmenes.

Hacer pipí después de tener relaciones sexuales

Aunque no hay suficiente evidencia científica, podría ayudar y no es perjudicial. Incluso aunque no tengas ganas, ir al baño luego de una relación sexual puede ayudar a expulsar bacterias que se movieron o surgieron durante el sexo

Además de eso, mantén una zona genital limpia, especialmente si se tiene actividad sexual: se recomienda limpiar la vagina y el ano antes y después del sexo.

Evitar duchas vaginales

Siempre es bueno ser higiénica, pero en la zona vaginal lo simple es lo mejor. Lavarse la vagina con agua es lo más recomendado y, si no, con jabón de pH neutro. Se recomienda además evitar los baños de asiento muy recurrentes y el lavado excesivo, ya que alteran el equilibrio natural de la zona.

No uses ningún producto que contenga perfumes ni colorantes y evita los pantalones apretados.

Los consejos anteriores son para agregar a la rutina diaria de higiene y así disminuir las posibilidades de sufrir una infección urinaria. Si ya presentas síntomas y crees que puede tratarse de una IU, acude a tu doctor y toma los medicamentos que te indique. Si sueles sufrir de infecciones vaginales, puedes usar una crema especial para la zona, que alivia los síntomas y prevenir problemas bacterianos vaginales.

Shares
Share This