¿Cómo elegir el extractor de leche materna?

Oct 19, 2021

Patrocinado por Motehrna

Mary Eugenia Gutiérrez Yévenes, nutricionista, consejera de lactancia y coordinadora académica de La Comunidad de la Leche, nos da 4 claves para elegir un extractor de leche que se acomode a nuestras necesidades.

Durante el embarazo queremos dejar todo listo para esperar la llegada del bebé. Dentro de los artículos que ofrece el mercado encontramos una gran cantidad de productos que nos prometen ayudar a lograr una lactancia materna exclusiva. Uno de estos productos, son los extractores de leche materna o sacaleche. Existen de distintos colores, formas, mecanismos y precios. Pero, ¿en qué casos se recomienda usarlos? ¿Cómo elegir el más adecuado para mis necesidades?

Primero, es importante destacar que, en la mayoría de los casos, para lograr una lactancia materna satisfactoria no se requiere de la utilización de ningún extractor o accesorio. Sin embargo, existen algunas condiciones particulares en las cuales se recomienda su uso, como por ejemplo: imposibilidad de amamantar al bebé de manera directa, retorno al trabajo, decisión familiar de mantener una lactancia diferida, etc.

Para elegir el extractor que mejor se ajuste a las necesidades de una diada (madre-hijo), debemos tener las siguientes consideraciones:

  • Primero, es fundamental elegir una marca de extractor que ofrezca distintas tallas de copas, permitiendo así elegir la que se adecúe mejor al pezón de la mamá.

Para conocer la talla adecuada, es fundamental seguir las instrucciones del fabricante para medir el pezón y utilizar la tabla de conversión que asocie los cms de pezón a una talla en particular. Esto tiene por objetivo lograr una extracción más eficiente y evitar lesiones y/o grietas.

  • Segundo, debemos considerar el uso que se le dará: uso ocasional, diario, varias veces al día, etc. En base a esto, podemos elegir un extractor que sea simple, extrayendo leche de un pecho por vez, o un extractor doble, que permite extraer de ambos pechos en simultáneo. Considerando este punto también debemos determinar si será de extracción eléctrica o manual.

 

  • Tercero, elegir una marca que permita conseguir piezas de repuesto fácilmente. Ya sea para piezas que deben ser cambiadas por higiene (válvulas, membranas, filtros, etc) o piezas que se puedan dañar debido al uso.

 

  • Cuarto, debemos considerar los recursos económicos que dispone la familia. 

Existe una amplia gama de opciones, y vale destacar que el más caro del mercado no siempre es la mejor alternativa, sino que el mejor es el que se adecúe a la mamá y a la necesidad de la diada.

Shares
Share This