¿Qué es la botella de higiene posnatal y para qué sirve?

Mar 20, 2019

¿La limpieza de tu área genital después del parto se ha convertido en el terror de tu rutina diaria? ¡No es para menos!, luego de tener un bebé, más si ha sido un parto normal o natural, la zona íntima es la que más traumatismo llega a sufrir. Pero no te preocupes, en seguida te contamos cómo la higiene posnatal puede ser efectiva y cómoda a partir de ahora.

¿Qué es la botella de higiene posnatal?

Te preguntarás, ¿cuál es la manera más cómoda y efectiva de limpiar mi zona genital luego del parto? Pues bien, se trata del baño íntimo con la botella de higiene posnatal. Esta botella tiene las dimensiones especiales para almacenar el agua tibia para tu baño vaginal y cuenta con una punta, en el ángulo ideal, para dejar que el agua fluya en forma de chorro hasta donde tiene que llegar.

Ahora, ¿por qué utilizar una botella de higiene para tu baño luego de dar a luz? Verás, luego de un parto tu vagina y toda esta zona que abarca hasta el ano, quedan muy adoloridas, sobre todo si en tu parto normal o natural tuviste una episiotomía (desgarre del tejido entre la vagina y el ano).

Esta herida de la episiotomía generalmente es suturada con puntos que, al cabo de unos 8 a 10 días, desaparecen por sí solos, gracias al material de sutura. Ya supondrás o sabrás por experiencia propia que el proceso de recuperación de una episiotomía es doloroso, nada más estornudar puede ser una completa molestia.

Por ello en la clínica, antes de darte de alta, las enfermeras o el equipo médico se aseguran de realizar y enseñarte a hacer la higiene en esta área, siempre dejando caer agua y con algún antiséptico o jabón de PH neutro.

La importancia de la higiene posnatal precisamente es evitar la proliferación de bacterias que no solo generan infecciones en la vagina, sino que podrían llegar hasta el útero; debido a que los órganos reproductivos, la vejiga y la uretra están más caídos y vulnerables de lo normal.

Por esta vulnerabilidad para adquirir bacterias y la facilidad con la que el caso podría complicarse, hasta convertirse en infecciones severas, se deriva la necesidad de limpiar muy bien la zona, a pesar de que no hayas tenido una episiotomía o que tu parto haya sido por cesárea.

De aquí mismo surge la recomendación de no limpiarte con toallas húmedas o papel higiénico; así como tampoco bañarte en tina, baño turco o con duchas vaginales en la etapa de puerperio (período de recuperación del aparato reproductor que dura de 4 a 6 semanas).

Lo ideal es dejar caer el agua en forma de chorro, no solo para una higiene efectiva, sino porque además así evitas esa fricción dolorosa y riesgosa, especialmente cuando hay suturas.

Funcionamiento de la botella de higiene posnatal

La botella de higiene posnatal está diseñada especialmente para dirigir el agua hacia tu zona íntima con la presión y manera adecuada. Entonces, ¿cómo usarla? Por ejemplo, la botella perineal posparto Perigenic tiene una forma ergonómica y el tamaño preciso (capacidad de 320 ml) para que puedas cogerla cómodamente. Al usarla deberás:

1. Retirar la tapa de rosca y depositar el agua tibia e higienizada
2. Colocar la tapa de nuevo y enroscarla muy bien
3. Invertir la botella de manera que la tapa quede hacia abajo
4. Ubicar la punta de la tapa o boquilla en dirección hacia donde quieres que caiga el agua
5. Presionar el cuerpo de la botella y repetir
6. De ser necesario llenar la botella de nuevo para terminar de limpiar el área
7. Al terminar el baño desmonta las partes (tapa y botella) y lávalas muy bien con jabón y agua tibia
8. Al secarse la botella guárdala en su bolsa impermeable

¿Cuáles son los beneficios de la botella de higiene posnatal?

Como ves, las ventajas que puedes obtener al usar la botella posnatal van dirigidas hacia la salud femenina y comodidad. Estas son algunas de ellas:

  • Limpieza efectiva sin dolor o maltrato
  • Prevención de infecciones
  • Cuidado óptimo en heridas por episiotomía. Evita desgarros, ruptura de puntos o sangrado
  • Impide alteraciones en el PH vaginal (al usarse solo agua para la limpieza)
  • Reduce el gasto de toallas húmedas o papel higiénico (no recomendados durante el posparto)

Finalmente, ten en cuenta usar la botella de higiene posnatal a diario o varias veces al día, de acuerdo a tus necesidades. Por otro lado, no olvides asistir a los controles con tu médico y seguir sus instrucciones en cuanto al uso de antisépticos (en caso de episiotomía podría ser necesario) y a los demás cuidados para esta etapa del posparto.

Shares
Share This