Alimentos que debes evitar durante el embarazo

Jul 27, 2020

Uno de los cambios que se debe realizar durante el embarazo es la dieta de la mamá, ya que ciertos alimentos son más susceptibles de contener microorganismos perjudiciales que pueden afectar su salud o la del bebé. Descubre por qué es importante cuidar la alimentación y cuáles debes evitar sí o sí.

Entender los aspectos básicos de la nutrición durante el embarazo es clave para evitar complicaciones. El cuerpo ahora tiene necesidades distintas que hay que tomar en cuenta. 

Por qué es importante mantener una alimentación saludable

Durante el embarazo, hay varias razones para ser extra cuidadosa con lo que comes. Algunos alimentos contienen toxinas o microorganismos perjudiciales que pueden atravesar la barrera placentaria y conducir a problemas en el desarrollo de tu bebé. Otros contienen bacterias que transmitidas podrían debilitar su sistema inmunológico.

Además de monitorear qué comer, debes controlar cuánto comer pues es importante alimentarse bien: ¡también debes considerar que tu hijo tiene hambre! Lo recomendado son unas 340-450 calorías adicionales por día, y que aquellas vengan de alimentos nutritivos para contribuir al desarrollo del bebé.

Debes tener en consideración que lo que comes es la fuente primordial de la nutrición de tu bebé, por lo quetu alimentación está directamente vinculada con su salud. Un típico ejemplo de esto es la indicación de suplemento de ácido fólico durante el embarazo, el cual ayuda a prevenir que ocurran defectos del tubo neural durante las primeras etapas de desarrollo del bebé.

El calcio es otro nutriente muy importante para las mujeres embarazadas, ya que el bebé tiene un alto requerimiento de calcio debido a que está en crecimiento. Es por esto que deberías incrementar tu consumo para prevenir que tengas una deficiencia de este nutriente.

Si antes del embarazo la madre seguía una dieta vegetariana, al quedar embarazada puede continuar con esa dieta sin mayores problemas. Informa a tu doctor acerca de tu opción alimenticia y quizás te recete suplementos de proteína y vitaminas B12 y D.

En cuanto a los antojos de determinados alimentos, fenómeno recurrente en mujeres embarazadas, está bien satisfacer esos antojos, mientras no sean super dañinos al embarazo. Después del tercer mes de embarazo suelen disminuir.

Alimentos prohibidos

Los expertos recomiendan evitar los siguientes alimentos:

  • Leche de animal no pasteurizada: se debe evitar consumir leche cruda, es decir, recién extraída de un animal que no ha sido pasteurizada. La razón de esto es que al ser cruda, no se han matado posibles bacterias dañinas, como Salmonella, E.Coli, Listeria, entre otras, las cuales causan enfermedades alimentarias. Evita también el jugo no pasteurizado, es decir, prensado o exprimido.
  • Mariscos y pescados con mucho mercurio: algunos pescados y mariscos contienen niveles altos y potencialmente peligrosos de mercurio. Este elemento podría dañar el sistema nervioso en desarrollo del bebé. Se recomienda evitar los siguientes pescados y mariscos: Patudo, Caballa gigante, Aguja, Reloj anaranjado, Pez espada, Tiburón y Blanquillo.
  • Mariscos y pescados crudos o semicrudos: algunos mariscos y pescados pueden tener bacterias o virus dañinos, que al estar crudos pueden estar presentes en el animal al comerlo. Los pescados y mariscos ahumados también tienen probabilidades de contener parásitos. Cocina el pescado a una temperatura alta: sácalo cuando se desarme con facilidad y no veas ninguna parte roja. Cocina los camarones hasta que estén muy blancos y las ostras hasta que se abran las conchas. Evitar el sashimi, ceviche, ostras y almejas crudas, salmón ahumado, entre otros.
  • Carne mal cocida y aves: durante el embarazo hay mayor riesgo de intoxicación alimentaria bacteriana, por lo que tu reacción podría ser muy grave. Para prevenir ciertas enfermedades transmitidas por productos animales, cocina bien todas las carnes y aves antes de comer. Pueden ser focos de una enfermedad grave llamada listeriosis. 
  • Huevo: evita consumir huevo poco hecho por el posible riesgo de salmonelosis causada por la bacteria Salmonella, contenida principalmente en ave y huevos crudos. Esta bacteria puede provocar artritis y meningitis, entre otras enfermedades. Cocina los huevos hasta que yema y clara estén duras. No solo se trata del huevo crudo por sí solo, sino también de alimentos que lo lleven en su preparación y no se cocinen. Evita el tiramisú, merengues, mayonesa casera y cualquier otra salsa o postre preparados con huevo crudo.
  • Embutidos: evita el chorizo, salami, salchicha, mortadela, paté, etc., pues pueden resultar contaminados durante su proceso de elaboración. La única forma segura de consumirlos es verificando que estén muy cocinados y bien calientes.
  • Lácteos sin pasteurizar: al igual que la leche cruda, los lácteos sin pasteurizar podrían contener Listeria. Esto podría causar listeriosis, que puede ocasionar aborto espontáneo, parto prematuro, infección o muerte del recién nacido. Evita los quesos blandos como el brie, feta y queso azul, a menos que estén etiquetados como pasteurizados. Además, otros derivados de la leche como yogurt, crema y helado que no estén pasteurizados
  • Frutas y verduras que no han sido lavadas: lava cuidadosamente todas las frutas y verduras, pues pueden contener bacterias que causan enfermedades.
  • Exceso de cafeína: la cafeína puede atravesar la placenta y aumentar el riesgo de aborto y parto prematuro, por lo que probablemente tu doctor limitará la cantidad de cafeína que consumes durante el embarazo a menos de 200 ml al día. En la misma línea, se recomienda evitar también el té a base de hierbas.
  • Alcohol: elimina el alcohol por completo durante tu embarazo, pues aunque no existen pruebas concretas, los riesgos son altísimos: el consumo de alcohol durante el embarazo se ha relacionado con aborto espontáneo y muerte fetal intrauterina. Además, puede provocar el síndrome alcohólico fetal, causando deformidades y discapacidad intelectual.
  • Sandwiches envasados: se recomienda evitar los sandwiches que se compran envasados que contengan vegetales, huevo, carne, pescado y derivados, por el poco conocimiento y seguridad en su elaboración. Lo mismo con otros platos preparados.

Algunos alimentos beneficiosos

El calcio es uno de los elementos importantes durante el embarazo, por el alto requerimiento que tendrá tu bebé de este debido a su crecimiento. Los alimentos que son las mejores fuentes de calcio son la leche y algunos derivados (evita los mencionados en la lista de alimentos prohibidos). Muchos productos lácteos, como la leche descremada, el queso mozzarella y el queso fresco, pueden ser una parte muy saludable de tu dieta.

Se recomienda comer 2-3 porciones de mariscos o pescados a la semana durante el embarazo. Recuerda que hay mariscos y pescados que contienen poco o nada de mercurio, por lo que no son dañinos. Algunos de estos son: anchoas, bacalao, atún enlatado, salmón y trucha.

Otra cosa que debes tener en mente es que la comida debe estar caliente, no tibia ni fría, especialmente si no viste su proceso de elaboración. Evita también exceso de comida rápida o chatarra, ya que suele ser alta en azúcares y grasas saturadas.

Consulta a tu doctor qué suplementos prenatales pueden proporcionar suficientes vitaminas para asegurar un buen desarrollo del bebé en camino.

Shares
Share This